AGRADECIMIENTOS. Con especial afecto a mis padres Marco y Lilí y a mi hermano Alberto, por su enorme apoyo y amor incondicional.


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "AGRADECIMIENTOS. Con especial afecto a mis padres Marco y Lilí y a mi hermano Alberto, por su enorme apoyo y amor incondicional."

Transcripción

1

2 AGRADECIMIENTOS Con especial afecto a mis padres Marco y Lilí y a mi hermano Alberto, por su enorme apoyo y amor incondicional. A mi familia A mis amigos Al Doctor Óscar Pozos A mis profesores A la Facultad de Ingeniería de la UNAM Al Instituto de Ingeniería de la UNAM A la Universidad Nacional Autónoma de México 2

3 OBJETIVOS: Presentar los problemas que comúnmente ocurren en las redes de abastecimiento de agua potable alrededor del mundo, tales como fugas e intrusión patógena. En el caso de las fugas se han desarrollado varias técnicas para detectarlas y repararlas. Sin embargo, la intrusión patógena es un problema poco abordado en México, por lo tanto en este trabajo se pretende dar una visión general de este fenómeno. Finalmente, se presentan coeficientes de pérdidas locales de cruces obtenidos en el laboratorio, con el fin de aportar una herramienta más para el mejor diseño de las redes de distribución de agua potable. 3

4 ÍNDICE INTRODUCCIÓN 6 CAPÍTULO 1. REDES DE TUBERÍAS ABIERTAS Y CERRADAS 1.1. Introducción Redes abiertas Bombas en redes abiertas Redes cerradas Método de Hardy-Cross con corrección de Gastos...13 CAPÍTULO 2. PÉRDIDAS DE ENERGÍA 2.1. Viscosidad Número de Reynolds Diagrama de Moody Pérdidas por fricción Perdidas locales..25 CAPÍTULO 3. FUGAS EN TUBERÍAS DE AGUA POTABLE 3.1. Introducción Clasificación de fugas Dónde se producen las fugas? Causas que provocan fugas Métodos y aparatos utilizados para detectar fugas Reparación de fugas.40 CAPÍTULO 4. INTRUSIÓN PATÓGENA EN LAS REDES DE ABASTECIMIENTO 4.1. Introducción Intrusión patógena en las redes de abastecimiento Situación de depresión Condiciones necesarias para la intrusión patógena Fuentes contaminantes Enfermedades causadas por la intrusión patógena Determinación de los volúmenes de agua por la intrusión patógena

5 CAPÍTULO 5. PÉRDIDAS MENORES EN CRUCES DE TUBERÍAS 5.1. Introducción Casos de flujo posible en cruces y coeficientes de pérdidas menores Modelo experimental Expresiones para estimar el coeficiente K...69 CAPÍTULO 6. CONCLUSIONES. 77 BIBLIOGRAFÍA..80 5

6 INTRODUCCIÓN El agua es un elemento esencial para la vida, por ello la importancia de llevar a cada ser humano este vital líquido de manera segura y eficaz. En el principio de los tiempos las grandes civilizaciones se asentaban alrededor de grandes ríos y lagunas para poder abastecerse de agua, pero a medida que el tiempo fue transcurriendo las necesidades de las poblaciones fueron cambiando así como las técnicas de distribución de agua, primeramente con pequeños canales que conducían en agua, pasando por los grandes acueductos y más recientemente por los grandes sistemas de abastecimiento de agua potable que hoy conocemos, equipados con la última tecnología y diseñados con mayor conocimiento y experiencia que en tiempos pasados. Hoy en día para abastecer de agua a una población se requiere de instalaciones que permitan captar, purificar, almacenar y finalmente distribuir el agua en las poblaciones. Las instalaciones que se encargan de distribuir el agua a los usuarios son las llamadas redes de distribución. La sociedad moderna ha visto el agua como un recurso inagotable utilizándolo sin control ni medida, en vez de tratarse con mayor conciencia y control, en la prisa por el alcanzar un mayor crecimiento económico, autosuficiencia alimentaria y de recursos, se han ignorado los límites del medio ambiente, sobre-explotando los acuíferos, lagos y lagunas y cualquier fuente que pueda proveer de agua potable a la población. En este trabajo se pretenden abordar los principales problemas que se presentan en las redes de abastecimiento de agua potable, como son las pérdidas de energía, las cuales deben de ser muy bien tomadas en cuenta para el diseño de las tuberías que conforman el sistema de abastecimiento. Por otro lado las fugas de agua potable en las redes de distribución producen desperdicio de agua, reducen la eficiencia de las redes y generan una pérdida económica a los organismos operadores del sistema de distribución de este tipo de líquido. La detección de fugas en una red de tuberías es complicada, ya que en su mayoría no se encuentran visibles. Para reducirlas es necesario contar con procedimientos e instrumentos especiales para localizarlas y eliminarlas. Por último la intrusión patógena es otro problema que afecta no solo las redes de abastecimiento de agua potable, sino también la salud de la población, ya que estos volúmenes de agua contaminada pueden ser consumidos por la gente si es que no se tiene un adecuado control de las fugas y del equipamiento en la red de abastecimiento. Para desempeñar un papel activo en la solución a tales problemas, el Ingeniero Civil debe comprender claramente los fundamentos de los mismos para así dar la mejor solución para la población sin dejar de tomar en cuenta las consecuencias que tienen sus acciones en el medio ambiente, y por ende hacer todo lo posible por mitigarlas. 6

7 CAPÍTULO 1: REDES DE TUBERÍAS ABIERTAS Y CERRADAS 1.1 INTRODUCCIÓN Las redes de tuberías abiertas y cerradas están constituidas por sistemas de tuberías, que se entienden como un conjunto de tuberías que operan bajo las mismas condiciones hidráulicas; ejemplos de estos sistemas son las tuberías en serie y paralelo que a pesar de ser simples, pueden presentarse en algunos casos de diseño o ampliación de redes de distribución de agua potable. Tuberías en Serie: Son dos o más tuberías diferentes colocadas una a continuación de la otra, las cuales pueden diferenciarse en los diámetros o en las rugosidades Figura 1.1 (es decir estar hechas de materiales diferentes) o bien en ambas características físicas (Saldarriaga, HIDRÁULICA DE TUBERÍAS, ABASTECIMIENTO DE AGUA, REDES, RIEGOS, 1998) En la figura 1.1 se muestra el ejemplo de tres tuberías en serie que conectan 2 tanques. Figura 1.1 Tuberías en serie (Saldarriaga, 1998) Tuberías en paralelo: Son un conjunto de tuberías que parten de un nodo común y llegan a otro nodo también común. En estos nodos, los gastos que pasan por cada una de estas tuberías se unen. En general, los sistemas en paralelo están limitados a 3 o 4 tuberías. Sin embargo, es más común que estén compuestos por dos tuberías tal como se muestra en la Figura 1.2. Estas pueden tener longitudes, diámetros y accesorios diferentes a la vez de estar elaboradas en materiales muy distintos (Saldarriaga, HIDRÁULICA DE TUBERÍAS, ABASTECIMIENTO DE AGUA, REDES, RIEGOS, 1998) 7

8 Figura 1.2 Tubería en Paralelo (Saldarriaga, 1998) En la práctica de la ingeniería hidráulica las redes de tuberías son sistemas mucho más complejos que las tuberías en serie y paralelo. Ahora iniciaremos con el análisis de redes de tuberías, el cual estará basado en las ecuaciones de conservación del momentum lineal y de conservación de la masa que gobiernan el flujo en estos sistemas, tomando en consideración las pérdidas por fricción y locales. Las redes se clasifican, de acuerdo con sus configuraciones básicas, en redes abiertas y cerradas. Las redes de distribución de agua potable de una ciudad usualmente están compuestas de dos partes. La primera de ellas encargada de conducir el agua desde la planta de tratamiento hasta los diferentes tanques de almacenamiento y regularización localizados aguas arriba de los diferentes sectores del abastecimiento. La segunda parte está conformada por las redes de distribución a través de las cuales el agua potable se mueve desde tanques de almacenamiento hasta la acometida del usuario final. En general las redes que van de las plantas de tratamiento a los tanques de regularización o almacenamiento son redes abiertas, y las redes de distribución son redes cerradas en el sentido que están conformadas por circuitos. Sin embargo, puede haber casos en que las redes de distribución sean abiertas. 1.2 REDES ABIERTAS Se caracterizan por no tener ningún circuito cerrado en el sistema es decir cuando las conducciones que las componen se ramifican, sucesivamente, sin intersectarse después para formar circuitos. Los extremos finales de las ramificaciones pueden terminar en un recipiente o descargar libremente a la atmósfera, los ejemplos típicos de este grupo de redes son las redes de tubos madres o líneas de 8

9 distribución de agua potable. En la figura 1.3 se muestra un esquema de una red abierta, la cual une 3 tanques de almacenamiento dentro del sistema de distribución de agua potable de una red hipotética. Otros ejemplos de redes abiertas son un sistema de tuberías que une una batería de pozos de agua con un tanque de abastecimiento, la red contra incendios en el interior de una edificación, etc. Figura 1.3 Red Abierta (Sotelo, 2011) En la figura anterior se observa que de acuerdo a los niveles de los distintos depósitos y la longitud de los tubos, se deberá conocer o suponer la dirección del gasto en los diferentes tramos. De la ecuación de la energía, entre el recipiente superior y los extremos de los tubos resulta entonces: (1.1) Donde es el nivel de la superficie libre del agua si el tubo descarga a un depósito o bien, el nivel del centro de gravedad de la sección final, si el tubo descarga a la atmósfera; el subíndice j corresponde a las características hidráulicas en el punto j. El término es la suma de las pérdidas de energía de los tubos que se encuentran en el recorrido, desde el punto 1 hasta el extremo j; toma signo positivo para aquellos elementos en que la dirección del gasto coincide con la del recorrido. Además, en cada punto de ramificación (nodo) se satisface la ecuación de continuidad siguiente: 9

10 (1.2) y se establece como convención que los gastos que lleguen al nodo tengan signo negativo; y positivo los que salgan del nodo. Si el problema es de revisión, el resultado será un sistema de tantas ecuaciones, del tipo (1.1) como extremos finales tenga la red; y de tantas ecuaciones del tipo (1.2) como nudos existan. Debemos tomar en cuenta para el diseño de tuberías que una vez que se fija una altura piezométrica en alguno de sus nodos, el diseño resultante queda condicionado a dicha suposición. Por consiguiente para el diseño de sistemas de tuberías no se debe fijar nunca una altura sin hacer uso de una función de optimización. El no tener una función objetivo de este tipo puede llevar a diseños que cumplan con las restricciones hidráulicas pero que no sean o estén cerca de óptimos económicos. También con el fin de llegar a un diseño óptimo de una red abierta, que es aquél de costo mínimo en valor presente neto teniendo en cuenta tanto los costos de inversión inicial como los de operación y mantenimiento a lo largo del período de diseño del proyecto, se debe utilizar una función objetivo. Se debe tener cuidado en el diseño de redes abiertas, debido a que en los extremos de sus ramas se pueden formar puntos de estancamiento, donde se puede producir crecimiento bacteriano y sedimentación. Además de que en caso de ser necesaria algún tipo de reparación, los usuarios que se encuentren aguas abajo de la red se quedarán sin servicio mientras dure la reparación, sin posibilidad de abastecimiento por otro punto de la red. 1.3 BOMBAS EN REDES ABIERTAS Una forma de aumentar la capacidad de una red abierta es colocar una bomba en alguna de sus tuberías, aprovechando el hecho de que los gastos en las conducciones principales pueden ser tratados como constantes; es decir, en tuberías principales el gasto debe corresponder a un flujo permanente, con una magnitud igual al gasto medio diario de consumo. En la figura 1.4 se muestra el efecto de la instalación de una bomba sobre una red abierta, en especial sobre su línea de gradiente hidráulico, y en la figura 1.5 se muestra el detalle de la tubería afectada por la bomba. 10

11 Figura 1.4 Bomba en Red Abierta (Saldarriaga, 1998) Figura 1.5 Efecto de la Bomba (Saldarriaga, 1998) 1.4 REDES CERRADAS Se conoce como red cerrada a aquella en la cual los conductos que la componen se cierran formando circuitos tal como se muestra en la figura 1.6. El objetivo es tener un sistema redundante de tuberías, es decir, cualquier zona dentro del área cubierta por el sistema puede ser alcanzada simultáneamente por más de una tubería, aumentando así la calidad del abastecimiento, ya que el agua puede llegar por más de una tubería al mismo nodo. Es este el tipo de red que usualmente conforma el sistema de distribución de agua potable en una ciudad. 11

12 Figura 1.6 Red Cerrada (Sotelo, 2011) La solución de una red cerrada se basa en 2 tipos de ecuaciones: la de nodo y la de pérdida de energía. a) Ecuación de nodo: Por razones de continuidad de a cuerdo a la ecuación 1.2 en cada nodo se debe satisfacer que: j ε i (1.3) Donde: Qij es el gasto que va del nudo j al nodo i (negativo si llega al nudo i positivo si sale); Qi es el gasto que sale o entra al nodo i (con la misma convención de signos). El símbolo j ε i se lee: Para todos los nodos j conectados al i a través de un tubo b) Ecuación de pérdida: La pérdida por fricción en cada tramo está dada por la fórmula de fricción correspondiente, donde al substituir la velocidad expresada por la ecuación: Resulta: 12

13 (1.4) Donde es una constante del tramo ij. Por ejemplo si la fórmula de fricción usada es la de Darcy-Weisbach, se tiene: Esto es N=2 y En orden cronológico se presentarán los siguientes métodos de análisis y diseño de redes cerradas: Método de Hardy-Cross con corrección de gastos en los circuitos Método de Hardy-Cross con corrección de alturas piezométricas en los nodos Método de Newton-Raphson. Método de la teoría Lineal Método del gradiente hidráulico Detallaremos el método Hardy-Cross con corrección de gastos para el diseño de redes cerradas por ser el más conocido y utilizado. 1.5 MÉTODO DE HARDY-CROSS CON CORRECCIÓN DE GASTOS Este método fue desarrollado en 1936 por el ingeniero norteamericano Hardy Cross, fue quizá el primero en sugerir un procedimiento iterativo para determinar la solución de una red de tuberías. El método original se basa en suponer los caudales en cada uno de los tubos de la red e ir corrigiendo esta suposición. Dado que se conocen todas las características de la tubería, el método es un proceso de comprobación de diseño. Este método intenta resolver el sistema de ecuaciones basándose en los siguientes principios: A. Sólo se considera la ecuación de un circuito a la vez. B. El efecto de los circuitos adyacentes es despreciado, por lo que cada ecuación contiene una sola incógnita. C. Cada término de la ecuación modificada es expandido a través de series de Taylor. Se considera únicamente a los términos lineales, y los no lineales son despreciados. (Franco, 2006) 13

14 En una red cerrada cualquiera, se eligen circuitos elementales como los formados en la figura 1.6 (por ejemplo el circuito mostrado en la figura 1.7) en los cuáles se conocen los gastos que entran o salen de cada nodo. En cada nodo se satisface la Ecuación (1.3); además, la pérdida de energía entre 2 nudos de la red (cualquiera que sea el recorrido que se elige para llegar de uno a otro) es la suma algebraica de las pérdidas en cada tramo (calculadas con la ecuación 1.4). Para ello, es necesario también establecer una convención de signos, por ejemplo: la pérdida en un determinado tramo tiene signo positivo si la dirección del gasto en el tramo coincide con la del recorrido; y negativo en caso contrario. El recorrido completo en cada circuito elemental (partiendo y llegando al mismo nudo) implica que: Donde k es el número de tramos que forma el circuito elemental. Para el recorrido de cada circuito es necesario especificar que sea siempre con el mismo sentido. (1.5) La ecuación 1.5 es llamada ecuación de circuito y vale para todos los circuitos de la red. Figura 1.7 Circuito de una Red Cerrada (Sotelo, 2011) Para proceder a la solución, primero se estiman los gastos de los tramos, haciendo que se satisfaga la ecuación de nodo con los valores estimados y los ya conocidos. Si es una corrección atribuible a todos los tramos de un mismo circuito elemental (figura 1.5), al recorrer éste en el sentido de las manecillas del reloj la ecuación (1.5) implica que: 14

15 Desarrollando el binomio y en el caso general tenemos: Donde el gasto y la corrección son positivos cuando su sentido coincide con el del recorrido del circuito en el sentido de las manecillas del reloj, o negativo en caso contrario. La iteración se realiza hasta que satisfaga la ecuación del circuito. La rapidez en la convergencia del método es muy diversa y depende, tanto de la estimación de los valores iniciales como del tipo y tamaño de la red, pero especialmente del número de tramos que se unen en cada nodo. Mientras que en redes pequeñas se alcanza una buena aproximación con 3 o 4 iteraciones, en redes grandes se pueden necesitar de 30 a 50. La computadora hace rápidamente el cálculo. Para el análisis de una red de distribución según el método de Hardy-Cross se deben seguir los siguientes pasos: 1. Se define claramente la geometría de la red, identificando en forma coherente los nodos y los circuitos. 2. Si existe más de un nodo con altura piezométrica constante (tanque en la red o embalse), es necesario conectarlos en pares por medio de tuberías hipotéticas que pueden representarse mediante líneas punteadas. En estas tuberías hipotéticas se deben suponer diámetros, longitudes y rugosidades absolutas, de tal manera que se pueda calcular el caudal correspondiente a las diferencias de nivel entre los diferentes pares de embalses o tanques. En las correcciones de gastos no deben incluirse los tubos hipotéticos, lo cual si debe incluirse en el cálculo de las pérdidas de altura piezométrica (por fricción y por accesorios). 3. Se suponen todos los diámetros de la tubería que conforman la red. Tal paso convierte este método en un proceso de comprobación de diseño. 4. Se supone que la red está compuesta por circuitos cerrados en cualquier orden. Con el fin de acelerar la convergencia se pueden suponer que los tubos de diámetros grandes forman circuitos independientes. Se deben utilizar tantos circuitos como sea necesario para asegurar que todos los tubos queden incluidos por lo menos en un circuito. 5. Se supone el gasto a partir de cualquiera de las tuberías de la red. Luego se procede alrededor del circuito que contiene esta tubería para calcular los gastos en las demás tuberías que conforman el circuito teniendo en cuenta los gastos que salen de las uniones (caudales negativos) y los que entran a ellas (caudales positivos). Si los flujos hacia o desde otro circuito son desconocidos, se deben suponer los gastos correspondientes. Esto significa que se deben hacer tantas suposiciones de gastos como circuitos existan en la red que se está analizando. Cuanto mejores sean estas suposiciones, más rápidamente convergerá el método 15

16 6. Se calcula la pérdida de altura piezométrica en cada tubería de la red utilizando la siguiente ecuación ( de Darcy- Weisbach), si bien se podría emplearse cualquier ecuación de resistencia fluida, como la de Hazen-Williams 7. Se calcula la pérdida neta de altura piezométrica alrededor del circuito, es decir, se suman las pérdidas de altura piezométrica y se restan las adiciones de altura piezométrica siempre medidas en el sentido de las manecillas del reloj. Si la pérdida neta de altura piezométrica no es cero, se procede a corregir los gastos de cada una de las tuberías del circuito mediante la ecuación Si en alguna de las tuberías del circuito existe una bomba centrífuga, se debe restar la altura piezométrica generada por ésta de las pérdidas en la tubería antes de hacer el cálculo de la corrección de gastos. 9. Los pasos 5 a 8 se repiten para todos los circuitos teniendo en cuenta los gastos corregidos en los circuitos calculados previamente. 10. Los pasos 5 a 9 se repiten hasta que el balance de alturas piezométricas alrededor de todos los circuitos (ecuación de conservación de la energía) llegue a valores razonablemente cercanos a cero. Este criterio de convergencia es fijado por el diseñador de acuerdo con las características de la red que esté analizando. (Saldarriaga, 1998) 16

17 CAPÍTULO 2: PÉRDIDAS DE ENERGÍA 2.1 VISCOSIDAD La viscosidad de un fluido es una medida de su resistencia a fluir, se expresa en VISCOSIDAD DINÁMICA: Un sólido puede soportar esfuerzos normales de dos tipos: de compresión y de tracción. Un líquido puede soportar esfuerzos de compresión pero no de tracción. Los sólidos y fluidos pueden estar sometidos también a esfuerzos cortantes o tangenciales. Todos los cuerpos se deforman bajo la acción de las fuerzas tangenciales a que están sometidos. En los cuerpos elásticos la deformación desaparece cuando deja de actuar la fuerza. En la deformación plástica subsiste la deformación aunque desaparezca la fuerza deformadora. En los fluidos como anteriormente se dijo la deformación aumenta constantemente bajo la acción del esfuerzo cortante, por pequeño que este sea. Entre las moléculas de un fluido existen fuerzas moleculares que se denominan fuerzas de cohesión. Al desplazarse unas moléculas con relación a las otras se produce a causa de ellas una fricción. Por otra parte entre las moléculas de un fluido en contacto con un sólido y las moléculas del sólido existen fuerzas moleculares que se denominan fuerzas de adherencia. El coeficiente de fricción interna de un fluido se denomina viscosidad y se designa con la letra η. (Mataix, MECÁNICA DE FLUIDOS Y MÁQUINAS HIDRÁULICAS, 1982) La más importante diferencia entre un sólido, como el acero, y un fluido viscoso, como el agua o el aire, es que el esfuerzo cortante en un material sólido generalmente es proporcional a su deformación, y el material dejará de deformarse cuando se llegue al equilibrio, mientras que el esfuerzo cortante sobre un fluido viscoso es proporcional a la rapidez en el tiempo de la tensión. El factor de proporcionalidad para el sólido es el módulo de Young, el factor de proporcionalidad para el fluido viscoso es la viscosidad dinámica. (Crowe, MECÁNICA DE FLUIDOS, 1983) La viscosidad dinámica de los fluidos varía mucho con la temperatura, aumentando con la temperatura en los gases y disminuyendo en los líquidos: pero en unos y otros prácticamente es independiente de la presión. VISCOSIDAD CINEMÁTICA: La viscosidad de la mayoría de los fluidos muestra una gran variación con la temperatura; pero es relativamente insensible a la presión, a menos que esta alcance valores elevados. En hidrodinámica intervienen junto con las fuerzas debidas a la viscosidad las fuerzas de inercia, que dependen de la 17

18 densidad, en muchos problemas de flujo de fluidos, aparece una relación entre la viscosidad dinámica y la densidad se representa como ν que se denomina viscosidad cinemática 2.2 NÚMERO DE REYNOLDS El número de Reynolds es un número adimensional que está en función de la viscosidad. El número de Reynolds es el cociente de la fuerza de inercia entre la fuerza de viscosidad. Un número de Reynolds grande implica un flujo de la viscosidad pequeño y viceversa. Jugando en los fenómenos de resistencia un papel decisivo el que la corriente sea laminar o turbulenta. Históricamente se conocían dos tipos de flujo, los cuales se diferenciaban por su comportamiento en lo concerniente a las pérdidas de energía. L. Hagen había establecido los principios y diferencias de estos dos tipos de flujos. Sin embargo, fue Osborne Reynolds quién logró su correcta descripción y formulación entre 1880 Y 1884 en la Universidad de Cambridge, Inglaterra. La figura 2.1 describe gráficamente el primer experimento de Reynolds. Para observar el cambio de flujo, Reynolds inyectó tinta con el fin de visualizar los cambios que experimentaba el flujo. Figura 2.1 Experimento de Reynolds (Saldarriaga, 1998) Al abrir la válvula, Reynolds notó que se dan 4 tipos de flujos, tal como se muestra en la (figura 2.2) en el cual se muestra el comportamiento de la tinta. 18

19 Figura 2.2 Tipos de flujos (Saldarriaga, 1998) El número de Reynolds en la corriente del tubo de vidrio es Donde es el diámetro de la tubería, es la velocidad del fluido y es la viscosidad cinemática del agua. Finalmente Reynolds, al observar que al aumentar el gasto (aumento de velocidad) el punto de mezcla se corre aguas arriba, definió los tipos de flujo de la siguiente forma: FLUJO LAMINAR: cuando la tinta no se mezcla. El flujo se mueve en capas sin intercambio de paquetes de fluido entre ellas (el intercambio molecular causante de la viscosidad de Newton sigue existiendo) <2300. FLUJO TURBULENTO: cuando la tinta se mezcla completamente. Se presenta intercambio de paquetes de fluido entre las capas que se mueven a diferente velocidad. Las partículas no tienen un vector velocidad muy definido. El flujo nunca es permanente; se debe de hablar de una velocidad promedio (flujo cuasi-permanente). La zona turbulenta inicia para diferentes valores de Re ya que depende de la rugosidad del tubo, límite superior y el límite inferior depende del cuadrado de la velocidad. FLUJO DE TRANSICIÓN: cuando el filamento de tinta comienza a hacerse inestable, con una serie de ondulaciones manifiestas. El gasto para el cual este fenómeno empieza a ocurrir depende de las condiciones del experimento: por ejemplo, si la turbulencia remanente en el tanque de entrada es baja, la transición demora en presentarse (alto grado de aquietamiento 19

20 del agua). Lo contrario ocurre si el grado de aquietamiento inicial es pobre. Esto se presenta tanto para caudales relativamente bajos como para caudales relativamente altos. Para = 2300 se inicia la transición sin poder establecer una ley general de variación. 2.3 DIAGRAMA DE MOODY La rugosidad de los tubos comerciales no es homogénea, razón por la cual es difícil definirla. Sin embargo se puede caracterizar por un valor medio que es equivalente a una rugosidad uniformemente distribuida; en dicho valor intervienen, además, otros factores como la frecuencia y alineamiento de las juntas en conductos de concreto, el tipo de costura o remachado en tubos de acero y el efecto de incrustaciones y acumulamientos en los conductos. Con el fin de comprobar los resultados en tuberías comerciales diferentes investigadores realizaron estudios y aceptaron el concepto de velocidad media usado por Nikuradse, el cual trabajó con tubos de rugosidad artificial mediante granos uniformes de arena adheridos con diferente distribución sobre la superficie interna del tubo, lo determinaron por un proceso inverso. Es decir, una vez que obtuvieron experimentalmente la pérdida de energía por fricción de una tubería de características hidráulicas y geométricas conocidas, determinaron el coeficiente de la fórmula de Darcy-Weisbach y a partir de la ecuación (2.3), obtenida por Nikuradse para tubos rugosos en zona turbulenta, determinaron el valor de con números grandes de Reynolds. Colebrook y White comprobaron los mismos resultados que Nikuradse, para las zonas laminar y turbulenta en tubos de rugosidad comercial. Sin embargo, encontraron discrepancias dentro de la zona de transición tal como se muestra en la figura 2.3, mismas que se encuentran comparativamente en la figura

21 Figura 2.3 Diagrama de Nikuradse para tubos con rugosidad uniforme (Sotelo, 2011) Figura 2.4 Comparación entre las curvas, en la zona de transición, para tubos comerciales y de rugosidad uniforme (Sotelo, 2011) Colebrook y White presentaron la siguiente fórmula empírica para la zona de transición de flujo laminar a turbulento en tubos comerciales. 21

22 Con base en estos resultados, el Ingeniero Norteamericano Lewis F. Moody encontró que a pesar de que la rugosidad de las tuberías comerciales es muy diferente a la rugosidad artificial obtenida pegando arena en el perímetro interno de tuberías, se podía obtener una rugosidad equivalente a la rugosidad de arena para cada material. Es decir, encontró que independientemente del diámetro, cada material siempre se comportaba como una arena (en cuanto a la rugosidad) de diámetro constante. Presentó el diagrama universal, que lleva su nombre, para determinar el coeficiente de fricción tuberías de rugosidad comercial que transportan cualquier líquido (figura 2.5) en En dicho diagrama se comprueban también los mismos aspectos para los tubos de rugosidad comercial, la precisión en el uso del diagrama depende de la rugosidad del material de que esté hecho el tubo, denominado 2.4 PÉRDIDAS POR FRICCIÓN Después de que se han definido los tipos de flujo, el siguiente paso es relacionar el tipo de flujo, con las pérdidas de energía que se presentan cuando un fluido se mueve a través de un conducto. La ecuación de Darcy-Weisbach es la ecuación de pérdidas por fricción más utilizada para el caso de tuberías circulares fluyendo a presión, la cual es el resultado de aplicar las leyes físicas del movimiento de Newton. Los experimentos llevados a cabo por Darcy incluyeron diámetros desde m hasta 0.5 m, mientras que los materiales de las tuberías incluyeron vidrio, hierro, plomo entre otros. Las condiciones de las paredes variaron desde material nuevo hasta usado con incrustaciones y velocidades promedio variando entre 0.03 m/s hasta 6.01 m/s; donde finalmente dedujo experimentalmente la siguiente fórmula para calcular en un tubo las pérdidas por fricción: Donde es el factor de fricción, es la aceleración de la gravedad, es la pérdida de fricción, es el diámetro de la tubería, es la longitud del tubo y es la velocidad media. El factor de fricción depende de la rugosidad absoluta ε y del número de Reynolds Re y se obtiene directamente del Diagrama Universal de Moody. Es importante establecer que la ecuación 2.5 únicamente predice las pérdidas debidas a la fricción sobre la pared de la tubería y a los efectos de la viscosidad del fluido, y no incluye las pérdidas menores en entradas, codos y otros accesorios. 22

23 Figura 2.5 Coeficiente de fricción para cualquier tipo y tamaño de tubo; Diagrama Universal de Moody (Sotelo, 2011) 23

24 Antes de que se conocieran las fórmulas de tipo logarítmico, las únicas disponibles para el diseño eran las de tipo exponencial, puramente empíricas. Sin embargo, fueron y siguen siendo usadas. Una de las ecuaciones empíricas (independientes al del análisis de Darcy) más usada fue la de Hazen- Williams desarrollada por G.S. Williams y A. H. Hazen en 1906). La forma original de esta ecuación, planteada en unidades del sistema internacional, era la siguiente: Donde es la velocidad media de la tubería, es el radio hidráulico en m, es la pérdida de energía por unidad de longitud y es el coeficiente de rugosidad de la tubería. El coeficiente de rugosidad se conoce como el coeficiente Hazen-Williams. La ecuación de Hazen- Williams tiene la ventaja de ser explícita para la velocidad y, por consiguiente para el gasto. Si se remplaza al radio hidráulico por la cuarta parte del diámetro de la tubería: y la pendiente de energía por las pérdidas por unidad de longitud y despejando se obtiene: En la Tabla 2.1 se presentan algunos coeficientes de Hazen-Williams: Material Acero corrugado 60 Acero galvanizado 125 Fierro fundido limpio (nuevo) 130 Plástico 150 Cobre 130 Concreto, acabado liso 130 Concreto acabado común 120 Conductos para alcantarillado 120 Tubos de barro vitrificado 110 Túneles perforados en roca sin revestimiento 110 Madera cepillada o en duelas 120 Tabla 2.1 Valores de aplicables a la fórmula de Hazen-Williams para los materiales más comunes de tuberías (Sotelo, 2011) 24

25 2.5 PÉRDIDAS LOCALES Las tuberías de conducción que se utilizan en la práctica están compuestas por tramos rectos y curvos para ajustarse a la topografía del terreno, así como a los cambios que se presentan en la geometría de la sección y de los distintos dispositivos para control de las descargas. Estos elementos producen perturbaciones en la corriente que originan remolinos y desprendimientos que intensifican las pérdidas de energía, distintas a las de fricción, localizadas en el sitio mismo del cambio de geometría o de la alteración del flujo. Este tipo de pérdidas se les conoce como pérdidas locales. Su magnitud se expresa como una fracción de la carga de velocidad, inmediatamente aguas abajo del sitio donde se produjo la pérdida: la fórmula general de pérdida local es: Donde es la pérdida de energía en m, es el coeficiente sin dimensiones que depende del tipo de pérdida que se trate, del número de Reynolds y de la rugosidad del tubo, media y la gravedad. es la velocidad A continuación se presentan los valores del coeficiente K, de acuerdo con el tipo de perturbación. PÉRDIDAS POR ENTRADA: A la entrada de las tuberías se produce la pérdida por el efecto de contracción; el coeficiente K depende, principalmente, de la brusquedad con la que se efectúa la contracción del chorro (figura 2.6). Figura 2.6 Pérdida por entrada PÉRDIDAS POR REJILLA: Las rejillas son implementadas con el objeto de impedir la entrada de cuerpos sólidos en las tuberías; dichas rejillas obstaculizan el flujo y producen una pérdida de energía (figura 2.7). 25

26 Figura 2.7 Pérdida por rejilla PÉRDIDAS POR AMPLIACIÓN: Esta se origina como su nombre lo dice por producirse una ampliación de la sección transversal del tubo. El coeficiente K depende de la brusquedad de la ampliación (figura 2.8). Figura 2.8 Pérdida por ampliación PÉRDIDAS POR REDUCCIÓN: Se produce un fenómeno similar de contracción al de entrada a la tubería, el cual también conviene que sea gradual. En este caso las pérdidas son menores a las de la ampliación, también dependiendo de la brusquedad de la reducción (figura 2.9). Figura 2.9 Pérdida por reducción (Sotelo, 2011) 26

27 PÉRDIDAS POR CAMBIO DE DIRECCIÓN: En un cambio de dirección se observa que el flujo tiende a conservar su movimiento rectilíneo en razón de su inercia. Esto modifica la distribución de las velocidades y produce zonas de separación en el lado interior y aumentos de presión en el lado exterior, con un movimiento espiral que persiste en una distancia de 50 veces el diámetro (figura 2.10). Figura 2.10 Pérdida por cambio de dirección (Sotelo, 2011) PÉRDIDAS POR VÁLVULAS: Los coeficientes de pérdida por válvulas varían de acuerdo con el tipo y, para distintas posiciones, deben ser proporcionados por los fabricantes a continuación se presentan algunos tipos de válvulas con sus correspondientes tablas con coeficientes de pérdidas, donde el ángulo ϴ está dado por el grado de apertura de la compuerta, siendo 0 completamente abierta. Figura 2.11 Válvula de compuerta 27

28 D (mm) Valores de c Donde c es el coeficiente de apertura de la compuerta siendo totalmente abierta Tabla 2.2 Coeficientes de pérdidas para válvulas de compuerta (Sotelo, 2011) Figura 2.12 Válvula de mariposa Figura 2.13 Válvula esférica 28

29 ϴ K A/Ao ϴ K A/Ao TABLA 2.3 COEFICIENTES DE PÉRDIDA PARA VÁLVULAS ESFÉRICAS (Sotelo, 2011) TABLA 2.4 COEFICIENTES DE PÉRDIDA PARA VÁLVULAS DE MARIPOSA (Sotelo, 2011) PÉRDIDAS POR SALIDA: Este tipo de pérdidas se calculan de la siguiente manera (figura 2.14): Donde = Velocidad media de salida, = Velocidad después de la salida Figura 2.14 Pérdida por salida (Sotelo, 2011) 29

30 PÉRDIDAS POR BIFURCACIÓN: Estas pérdidas son mayores en las uniones que en las bifurcaciones y se expresa como un porcentaje de la carga de velocidad, lo que demuestra que el coeficiente K es independiente del número de Reynolds (figura 2.15). Figura 2.15 Pérdida por bifurcación (Sotelo, 2011) 30

31 CAPÍTULO 3: FUGAS EN TUBERÍAS DE AGUA POTABLE 3.1 INTRODUCCIÓN Las fugas de agua potable en las redes de distribución producen desperdicio de agua, reducen la eficiencia de las redes y generan una pérdida económica a los organismos operadores del sistema de distribución de este tipo de líquido. La detección de fugas en una red de tuberías es complicada, ya que en su mayoría no se encuentran visibles. Para reducirlas es necesario contar con procedimientos e instrumentos especiales para localizarlas y eliminarlas. Una fuga es una salida de agua no controlada en cualquiera de los componentes del sistema de distribución de agua potable; con mayor frecuencia ocurren en uniones de tuberías, codos, roturas de conductos y válvulas y que, por lo tanto, no es aprovechada para ningún uso. Dependiendo de su magnitud, se puede medir en litros por segundo (l/s) o en litros por minuto (l/min). En los sistemas de conducción de agua a presión es común que se presenten fugas de este líquido. La pérdida admisible por fugas es la cantidad máxima de agua que es aceptable perder por fugas; esto es, el volumen de agua perdida cuyo costo resulta menor que el costo de eliminar las fugas. En términos generales, una pérdida admisible se encuentra entre 15% y 20% de volumen producido. En algunos países, las fugas de los sistemas de abastecimiento de agua llegan a ser del 50% de la cantidad requerida por los habitantes para satisfacer sus necesidades hídricas; esto implica pérdidas económicas de importancia y un mal aprovechamiento de los recursos naturales. 3.2 CLASIFICACIÓN DE FUGAS Dentro de este tema se clasificarán las fugas considerando su tamaño y origen. Se empezará haciendo la clasificación respecto a su tamaño dentro de las siguientes categorías: CATEGORÍA 1: Fugas muy pequeñas, aquellas que se presentan en las juntas o uniones en tuberías principales o de servicio y que son prácticamente exudaciones o goteos (figura 3.1). Figura 3.1 Fuga de categoría uno 31

32 CATEGORÍA 2: Se incluyen en esta categoría las fugas pequeñas que en conjunto contribuyen en un alto porcentaje al desperdicio total en un sector de fugas, pero que nos son aparentes excepto cuando se lleva a cabo una inspección detallada, algunas veces el uso de técnicas más sofisticadas, tales como medición, sectoreo y sondeo con equipos acústicos. CATEGORÍA 3: Se incluyen dentro de esta categoría las fugas grandes que se evidencian por varios mecanismos, tales como roturas en el pavimento, agua fluyendo visiblemente, ruido en las casas, baja presión y falta de agua. Figura 3.2 Fuga de categoría tres Otra clasificación que utilizan algunas empresas e instituciones es con base en el gasto que la fuga produce, por ejemplo: DESIGNACIÓN MAGNITUD ( l/s) D Goteo A B C Mayor de 1.26 Obviamente las fugas de la categoría D y parte de las fugas de la categoría A corresponden a la categoría 1, anteriormente descrita. 32

33 3.3 DÓNDE SE PRODUCEN LAS FUGAS? A.- Rupturas: El agua puede fugarse de los tanques por rupturas. Aquellas que por rupturas pueden ser visibles o no. En cualquier caso, cerrando la entrada y la salida pueden ser visibles o no. En cualquier caso, cerrando la entrada y la salida y verificando que efectivamente estas válvulas cierren herméticamente, se mide la altura que desciende el agua en determinado tiempo. La altura multiplicada por el área del tanque dividida entre el tiempo arrojará el gasto perdido. Las fugas por rebose, cuando suceden, generalmente son de gran magnitud por lo que merecen especial atención la inspección y el mantenimiento de las válvulas de control del nivel del tanque, son boyas o válvulas de altitud. B.-Las fugas en las conducciones y tuberías principales: estas fugas se presentan en las juntas o uniones y en el cuerpo del tubo. Un método de cálculo para pérdidas en redes de agua potable es el siguiente: Pérdidas por fugas en la red de agua potable,, expresadas en número de fugas por kilómetro de red por año (fugas/km/año), es la cantidad de fugas ocurridas en tuberías de la red primaria y secundaria de la red de distribución durante un periodo de un año., y distribuidas de manera uniforme entre la longitud total de la red de distribución, en km. C.- Fugas en las acometidas o tuberías de servicio: Estas fugas se presentan también en las uniones y en el cuerpo del tubo. Los daños en las acometidas son de menor trascendencia que los daños en las conducciones en las redes, pero ocurren con mayor frecuencia. D.- Fugas dentro de los domicilios: Dentro de los domicilios las fugas mayores se dan en boyas: por desgaste, mal funcionamiento de las mismas o porque no existen del todo; en válvulas o grifos de servicio, por desgaste o por falta de empaques y, con menor frecuencia, por tuberías rotas, expuestas o empotradas a la construcción. 3.4 CAUSAS QUE PRODUCEN FUGAS Se citará ahora las causas más relevantes que inciden en que una fuga se produzca. A. ALTA PRESIÓN Un aumento en la presión causará un incremento en el desperdicio y si se considera un orificio fijo en un tubo (figura 3.4), la descarga por el mismo aumentará proporcionalmente. Aun cuando la proporción varía para cada fuga, ya que algunas tienen orificios que varían de tamaño con la presión. La presión en un sistema de distribución tiene tres efectos que deben de considerarse: a) Una fuga existente aumentará de magnitud con la presión. 33

34 b) La incidencia de las fugas aumenta con la presión. c) En términos generales, el consumo aumenta con la presión. Cuando el uso del agua depende de una válvula que debe ser operada por el usuario, por ejemplo, para lavarse las manos, se da un aumento en el consumo conforme mayor es la presión. Aun cuando por definición este aumento no es un desperdicio, si es de interés reducirlo. Figura 3.4 Fugas con alta presión en la tubería B. CORROSIÓN EXTERNA Los problemas asociados con tuberías ferrosas, principales y de servicio, son bien conocidos y el debilitamiento causado por la corrosión las hace más susceptibles a fallas. Bien conocido es el fenómeno de grafitación causado por la disolución del hierro, quedando como resultado del proceso una estructura débil. C. CORROSIÓN INTERNA Al transporte de aguas corrosivas o agresivas puede causar en ocasiones ataque a las tuberías metálicas, causando debilitamiento y fugas (figura 3.5). 34

35 D. EFECTOS DEL TRÁFICO Figura 3.5 Corrosión interna Las tuberías antiguas ubicadas bajo superficies no diseñadas para aceptar las cargas impuestas por el tráfico moderno son muy susceptibles a fracturarse (figura 3.6), especialmente aquéllas con uniones rígidas. Las tuberías de instalación reciente pueden sufrir daños similares si la profundidad y compactación del terreno sobre las mismas no son adecuadas. Figura 3.6 Efectos del tráfico E. MOVIMIENTOS DEL SUELO Esta es una causa bien conocida de fugas, especialmente en suelos arcillosos que se expanden y contraen de acuerdo con el contenido de humedad. Los temblores afectan las tuberías produciendo fugas, en mayor o menor grado dependiendo de su intensidad. F. MALA CALIDAD DE MATERIALES Y ACCESORIOS La mala calidad de materiales y accesorios redunda en una vida útil corta, reparaciones defectuosas y frecuentes implican a su vez desperdicios de agua. G. MALA CALIDAD DE MANO DE OBRA La mala calidad de la mano de obra implica trabajos defectuosos y de mayor duración en la ejecución. Por lo tanto es necesario capacitar al personar en las técnicas más adecuadas y al mismo tiempo dotarles el equipo y herramientas necesarias. 35

36 H. GOLPE DE ARIETE Los resultados de este efecto son las fallas debidas a las altas presiones que producen fracturas en las tuberías y desplazamiento de los bloques de anclaje. Debe capacitarse al personal para abrir y cerrar válvulas con tiempo suficiente para impedir la formación de ondas de sobrepresión. I. EDAD DE LAS TUBERIAS En general, la corrosión externa e interna (figura 3.7) se incrementa con el tiempo y por consiguiente conforme más viejas son las tuberías, mayor incidencia de fugas presenta. Figura 3.7 Corrosión externa e interna por edad de las tuberías J. ELECTRÓLISIS Este fenómeno se presenta en situaciones donde las tuberías metálicas se encuentran en un medio húmedo debido generalmente al nivel del agua freática. En esta condición el material de las tuberías se deposita en el terreno. La práctica, muy común en nuestro medio, de conectar la tierra de aparatos eléctricos como calentadores de agua a la cañería de acero galvanizado acentúa este fenómeno. En ningún caso esta conexión debe permitirse. K. OTROS FACTORES Son aquellos propios de malos manejos del usuario como mal uso de las válvulas y accesorios por cierres bruscos y fuertes, uso desmedido, el dejar los tubos abiertos sin control; situaciones todas 36

37 ligadas con la educación. Por ello es necesario hacer conciencia del uso adecuado y racionalizado del agua. Si bien, en las redes de agua potable no se puede evitar que existan fugas, es necesario llevar a cabo acciones permanentes encaminadas a disminuir el número de fugas y los caudales de las mismas. Una de las complicaciones de la detección de fugas es que la mayoría de éstas no se encuentran visibles, por tanto, para reducirlas es necesario contar con alguna herramienta que permita estimar su localización, así como el gasto. 3.5 MÉTODOS Y APARATOS UTILIZADOS PARA DETECTAR FUGAS Para localizar fugas en una red de distribución de agua hay que definir primero los tipos de fugas que se pueden presentar, las fugas pueden ser de dos tipos Visibles: son aquellas que emergen hacia la superficie del terreno o pavimento por lo que aparecen como humedad o charco, sin embargo, la fuga puede estar localizada a una distancia considerable del sitio donde se observa el charco o humedad, por lo que siempre es necesario su localización. No Visibles: en este caso el agua se infiltra en los estratos inferiores de la tubería en vez de fluir a la superficie, principalmente cuando el suelo circundante es poroso (arena o roca), de modo que pueden drenar hacia tuberías del alcantarillado, canales o estratos inferiores del subsuelo. Los métodos de detección de fugas indican únicamente la existencia de fugas en un área perfectamente delimitada, así como una aproximación de su magnitud. Uno de los más utilizados para la detección de fugas, es el método de distritos hidrométricos. También se puede realizar un balance de agua por zonas de la red o la medición, seguimiento y análisis del consumo y de las presiones del servicio. Las técnicas de localización de fugas consisten en ubicar con la mayor exactitud posible el lugar donde ocurre el escape de agua. Existen varias técnicas para detectar fugas en el sistema de distribución. Estas técnicas usualmente involucran el uso de equipo sónico de detección de fugas, el cuál identifica el sonido del agua escapando de la tubería, para lo cual se emplean un micrófono que se coloca en el piso y amplificadores electrónicos de sonido equipados con audífonos e indicadores de frecuencias del sonido captado, así como filtros de frecuencia que permiten una mejor identificación de los sonidos. Un operador entrenado conduce la inspección colocando el micrófono sobre la superficie donde se encuentran enterradas las tuberías de la red o de las tomas domiciliarias, para escuchar e identificar los sonidos que pueden ser fugas. Después, verifica las áreas identificadas, para confirmar o desechar la existencia de fugas. 37

38 Figura 3.8 Equipo detector de fugas con micrófono de piso (Lahlou, 2005) Para la localización de fugas, también se emplean instrumentos computarizados que captan las vibraciones producidas por el sonido de fugas que correlacionadas se transforman para generar un espectro de frecuencias, dicho espectro de frecuencias muestra el intervalo que corresponde al escape de agua y señalan la distancia que se encuentra la fuga, medida entre los puntos donde se coloca un radiotransmisor y un radio-receptor. Este tipo de equipo se conoce como el localizador de fugas correlador. Estos dispositivos pueden incluir dispositivos indicadores de precisión, los cuales mantienen contacto con las válvulas y tomas de agua, y audífonos de suelo que escuchan directamente del suelo. En adición estos dispositivos correlativos pueden escuchar en dos puntos simultáneamente para indicar con precisión la localización de la fuga. Las fugas grandes no necesariamente contribuyen a pérdidas de volúmenes de agua grandes, particularmente si el agua alcanza la superficie; usualmente se localizan rápidamente, se aíslan y reparan. Las fugas no detectadas, aún las pequeñas, pueden conducir a cantidades grandes de agua perdida considerando que estas fugas pueden existir por largos periodos de tiempo. Irónicamente, las fugas pequeñas son más fáciles de detectar debido a que son más ruidosas y más fáciles de oír utilizando hidrófonos. Las fugas más difíciles de detectar y reparar son usualmente aquellas bajo corrientes cruzadas. Básicamente existen dos tipos de sonido de fugas: a) El sonido que se propaga por medio del material de la tubería y del agua que fluye dentro de la misma, tiene frecuencias características de 600 a 2000 Hz y, 38

39 b) El sonido de la fuga que se impacta contra el suelo circundante al área de salida, con frecuencias de 20 a 500 Hz. El primer tipo de sonido, en el rango de 600 a 2000 Hz, usualmente se origina por el fenómeno de vibración de una fuga a través de un orificio en el tubo y se transmite a través de las paredes de la tubería. Las frecuencias más altas están asociadas con fugas pequeñas y las bajas con fugas de gran magnitud. La identificación de este sonido se logra por contacto del equipo con válvulas, hidrantes u otros elementos de la red y pueden viajar grandes distancias. Figura 3.9 Detección de fugas pequeñas (mayor frecuencia) y fugas grandes (menor frecuencia) (Lahlou, 2005) El segundo tipo de sonido de fuga, en el intervalo de 20 a 500 Hz, es causado por el impacto del chorro de agua de la fuga al impactar contra el suelo que circunda la zona de la fuga. Este sonido es de baja frecuencia, parecido al ruido de una fuente, y es causado por el agua que circula en la cavidad de suelo cerca de la fuga. A diferencia de la distancia que puede recorrer el sonido de vibración usando las paredes del tubo, la distancia a la que puede llegar el segundo tipo de sonido, se limita a la zona inmediata de la fuga; por esta razón, el sonido de baja frecuencia es muy importante en la localización exacta de la fuga. Hay un número de factores que influyen en el sonido de las fugas, los más importantes son los siguientes: 1. Presión: Las presiones altas en la red favorecen a la localización ya que el agua, al salir con mayor presión, golpea las aristas del orificio en la tubería y el sonido se propaga con mayor intensidad. Usualmente se requiere tener 1.0 kg/cm² de presión de agua para mejorar la detección del sonido. 2. Tamaño y material del tubo: El metal es mejor conductor de sonido que el no-metálico, se requieren 39

40 intervalos de búsqueda más cortos que cuando se inspeccionan tuberías no-metálicas. En tuberías de PVC y concreto, el sonido es casi nulo. 3. Tipo de suelo: Observaciones empíricas indican que la arena es normalmente un buen conductor del sonido y que la arcilla es un conductor pobre. 4. Tipo de superficie: Pasto y tierra suelta tienden a aislar el sonido, mientras que concreto y asfalto son buenos resonadores y dan un sonido uniforme. 5. Tipo de subsuelo: Dependiendo del tipo de suelo del lugar en donde se presenta una fuga, se tiene diferente calidad de la resonancia del ruido que genera la misma, es importante considerar que un buen subsuelo duro, como lo es la arena compacta o un suelo rocoso, se transmite mejor el sonido. Un suelo fangoso, como lo es el barro o donde existe material tipo boleo, no tienen buena resonancia. 6. Tipo de fuga: Una fuga pequeña (grieta u orificio pequeño), presenta un sonido agudo de alta frecuencia; una abertura mayor, provoca un sonido grave de poca intensidad y baja frecuencia. 7. Accesorios y piezas especiales: Generalmente donde el sonido es más intenso se localiza la fuga, pero bajo algunas condiciones como por ejemplo: cambios de dirección del tubo, tubería doblada, codos, tees, reducciones, etc; amplifican el sonido del flujo y esto puede confundirse con una fuga. 8. Profundida d de la tubería: El espesor de la capa de suelo que cubre la tubería hace variar la intensidad del sonido. Los esfuerzos de detección de fugas deben enfocarse en la porción del sistema de distribución con los problemas esperados más grandes, incluyendo: Áreas con antecedentes de fugas excesivas y niveles de rupturas. Áreas donde las fugas y las rupturas puedan resultar en el mayor daño a la propiedad. Áreas donde la presión del sistema es elevada. Áreas expuestas a pérdidas de corriente eléctrica y vibración del tráfico. Áreas cerca de corrientes cruzadas. Áreas donde las cargas en las tuberías exceden las cargas diseñadas. 3.6 REPARACIÓN DE FUGAS La reparación de fugas es el paso más costoso en el proceso. Reparar abrazaderas o collares, son el método preferido para reparar fugas pequeñas, mientras que fugas mayores pueden requerir reemplazar una o más secciones de la tubería. 40

41 En promedio, los ahorros en agua no perdida por fugas compensan el costo de detección de fugas y su reparación. En la mayoría de sistemas; la detección es seguida por reparación. En vez de reparar fugas en tuberías principales, algunos sostienen que es preferible reemplazar las tuberías más propensas a fugas, que generalmente son las más antiguas. El seleccionar una estrategia depende de la frecuencia de las fugas en una determinada tubería y del costo relativo de reemplazo y reparación de la misma. El decidir si se enfatiza la detección y la reparación sobre el reemplazo, depende de niveles específicos de fugas y sus costos. En general, la detección y la reparación resulta en una inmediata reducción de agua pérdida mientras el reemplazo tendrá un impacto más duradero hasta el punto de eliminar de raíz la causa de las fugas. El factor más importante en el programa de detección de fugas y reparación es la necesidad de precisión, registros detallados los cuales son consistentes a través del tiempo y fáciles de analizar. Registros concernientes a la producción de agua y ventas, costos de las fugas y rupturas y beneficios, han llegado a ser cada vez más importantes así como los costos de agua y los costos por daños debidos a fugas y rupturas se incrementan y así como las detecciones de fugas y programas de rehabilitación se tornan más importantes. Figura 3.10 Reparación de fugas 41

42 CAPÍTULO 4: INTRUSIÓN PATÓGENA EN LAS REDES DE ABASTECIMIENTO 4.1 INTRODUCCIÓN La importancia de estudiar las propiedades con las que se entrega el agua a los consumidores se convierte en un aspecto importante. Una de las causas principales de la alteración de las características del agua es la debida a la intrusión de elementos externos que, mantienen una posibilidad de alterar de manera importante dichas propiedades. La alteración de la calidad es a través de agentes patógenos que pueden estar presentes en los medios sólidos y líquidos que se encuentren alrededor de los sistemas de distribución y que presenten algún tipo de fuga y por consecuencia una probable entrada de agua. El propósito de los sistemas de abastecimiento es entregar agua potable a los consumidores, que sea adecuada en cantidad y aceptable en términos de olor, sabor y apariencia. Por lo que el buen suministro del agua se centra en la cantidad y en la calidad de la misma. Los aspectos de calidad del agua deben ser considerados de una forma integral. Finalmente el objetivo es satisfacer la entrega de un agua segura al consumidor, lo cual requiere de una constante vigilancia de los sistemas de abastecimiento, para evitar cualquier intrusión de contaminantes en la red y que se presente degradación microbiana. Los niveles de calidad del agua que circula por las redes de abastecimiento dependen de dos circunstancias fundamentales: en primer lugar de la calidad del agua que sale de la planta de potabilización, con niveles controlados. Por otro lado, se pueden presentar una serie de condiciones para que varíe la calidad del agua durante el transcurso desde la planta de tratamiento hasta los consumidores o el tiempo en el que se encuentre el agua dentro de la red (Figura 4.1). La afectación puede ocurrir en el seno del agua dentro de la tubería o en la pared de la misma, con respecto al estado de las tuberías, en la pared se puede presentar corrosión, biopelículas, deposición de sustancias trasportadas; con respecto a la fase líquida, la degradación del agua dentro del sistema 42

43 puede ocasionarse debido a conexiones, fallos en la aplicación del tratamiento, causando posibles entradas al suministro de elementos circundantes en la propia conducción, aquí es donde se incluye la intrusión patógena y posterior transporte de los contaminantes en el medio fluido. Figura 4.1 Problemas relacionados con la calidad que aparecen en las redes de distribución de agua (López Jiménez, Mora Rodríguez, Salas Lechuga, & Martínez Solano, 2007) La desinfección en la planta de tratamiento es la barrera final contra la contaminación microbiana en el agua potable. La regla básica de este proceso se basa en la combinación de la concentración de desinfectante en el efluente con el tiempo de contacto característico. Se asume que el residual mantiene inactivos a los patógenos que pueden entrar en los sistemas de distribución de agua potable. La cloración es con mucho el desinfectante más efectivo para las bacterias y los virus, porque el efecto residual de la desinfección puede durar todo el trayecto a través del sistema de distribución, es suficiente para limitar la extensión de muchas de las epidemias clásicas, pero las limitaciones de la cloración aparecen cuando nos encontramos con microbios resistentes, como la Legionella. Debido a la generación de los trihalometanos (resultado de la interacción del cloro con materia orgánica natural formando compuestos simples de un carbono que contiene halógenos considerados como posibles cancerígenos) se debe mantener la cantidad de cloro residual dentro de unos límites (Figura 4.2). Así pues, hay que encontrar un equilibrio entre la adición de cloro para la desinfección y la presencia de cloro residual en exceso que favorezca la presencia de estos productos. 43

44 Figura 4.2 La aparición de trihalometanos está directamente relacionada con la cloración. La alta presencia de cloro residual puede suponer un problema de calidad adicional. (López Jiménez, Martínez Solano, López Patiño, & Fuertes Miquel, 2006) Los tratamientos convencionales de agua no pueden garantizar la seguridad del agua potable suministrada todo el tiempo. Pueden generarse enfermedades con origen patógeno debido a que el sistema de desinfección no funcione bien. Sin embargo, la inmensa mayoría de veces este tipo de problemas no se relaciona con la planta de potabilización sino con suministros particulares que no están convenientemente tratados. La contaminación microbiana de los sistemas de distribución se deben a dos fuentes principales: un inadecuado tratamiento y la intrusión aguas abajo de la planta de tratamiento. 4.2 INTRUSIÓN PATÓGENA EN LAS REDES DE ABASTECIMIENTO La intrusión patógena está relacionada en gran parte con la presencia de contaminantes en el agua de los consumidores. El agua que es bacteriológicamente pura cuando entra en el sistema de distribución puede irse deteriorando antes de alcanzar el punto de consumo. La intrusión patógena se ha clasificado dependiendo de la vía de entrada del contaminante y por ende se han identificado distintos grados de afectación. La intrusión se relaciona directamente con las fugas de agua en la red, no obstante no es la única causa que puede producir un evento de intrusión. Las fugas físicas se consideran un factor determinante en el rendimiento hidráulico de la propia red, es por ello el interés de identificar esta correlación. 44

45 Así como en condiciones normales de operación en los tramos donde existen fallos, se producen fugas. A través de estos mismos fallos, cuando las condiciones de presión son adversas respecto a su entorno en un medio saturado, se puede presentar entrada de flujo con posible transporte de contaminantes. La contaminación por microorganismos o agentes externos puede ocurrir a través de válvulas de aire, hidrantes, bombas, depósitos de servicio, conexiones, sifones de retorno o reparaciones incorrectas en las conducciones. En 1998 un grupo de trabajo clasificó las rutas de entrada de los patógenos identificadas en la literatura (Kirmeyer, 2001). El equipo estableció cuatro criterios para la clasificación de los patógenos transmitidos a través del agua: gravedad de la enfermedad, probabilidad de los brotes de enfermedades debidas al agua, volumen contaminado, y frecuencia de intrusión. Las rutas con alto riesgo acordadas fueron conexiones, contaminación por transitorios, sitios de roturas y reparación de conducciones, durante el tratamiento de aguas. Los tanques de almacenamiento descubiertos se consideraron rutas de mediano riesgo y de bajo riesgo se incluyen las instalaciones de tanques de almacenamiento cubiertos y la instalación de nuevas tuberías. Los sistemas de distribución se consideran principalmente vulnerables por deficiencias por conexiones y la contaminación en los conductos durante su construcción y reparación. La operación de las redes no está exenta de maniobras que pueden alterar la calidad del agua a través de las fugas o alterar los defectos de las redes, más allá de la propia topología de la red o la operación en régimen permanente. En las rutas directas para la entrada en los sistemas de distribución, se describe que los patógenos pueden introducirse al sistema de distribución desde fuentes externas como instalaciones de tanques de almacenamiento descubiertos, cubiertos, instalaciones de tuberías de agua, lugares de reparación, conexiones y contaminación transitoria (Kirmeyer, 2001). Una de las vías de intrusión que nos interesa es la contaminación debida a fenómenos transitorios. La contaminación transitoria ocurre cuando una presión baja o negativa en el sistema de distribución permite el ingreso de agua sin tratamiento en la conducción de distribución. Esta situación de depresión puede ocurrir en las redes también con carácter permanente, aunque es una situación mucho menos probable. Por lo que en esta forma de intrusión se deben presentar las condiciones siguientes: una fuga las cuales ya han sido descritas anteriormente, una situación de depresión y un medio de sustancia fluida desde el exterior hacia la fuga. A continuación se describen los dos últimos aspectos que conforman este fenómeno. 45

46 4.3 SITUACIÓN DE DEPRESIÓN Los eventos transitorios pueden tener significante implicación en la calidad del agua y la salud. Un evento transitorio de baja presión, por ejemplo, un fallo en la impulsión o la rotura de una tubería, tiene el potencial de causar la intrusión de agua contaminada subterránea hacia la tubería por los fugas en juntas o roturas. Las presiones negativas inducen el retorno de agua no potable. La intrusión en las redes de distribución de agua se presenta como consecuencia de la conjugación de la existencia de una rotura u orificio en una conducción, con un estado de presión negativa en el interior de la misma y la presencia de un fluido exterior que se somete a la corriente, la cual se genera a consecuencia de una bajada de presión dentro de la conducción (Figura 4.3). En este sentido, cualquier entrada de flujo externo en la conducción debe ser considerada patógena, en tanto que va a alterar los niveles de calidad del flujo que circula por el interior. La intrusión puede ocurrir como consecuencia de situaciones transitorias, fallos por debajo del nivel freático o conexiones en las que haya alguna deficiencia. Figura 4.3 Intrusión patógena a través de una fuga por presiones negativas. 46

47 También pueden aparecer situaciones de depresión en las redes no ligadas a fenómenos transitorios: cuando se diseña una conducción en la que los caudales requeridos generan grandes pérdidas de carga, y las cotas de ciertos puntos son altas, puede aparecer una situación de presiones negativas en el interior de las conducciones con carácter permanente: es lo que conocemos como un sifón. En estas condiciones la presión puede bajar hasta los niveles de cavitación del fluido, con lo que podemos encontrarnos con tramos de las conducciones potencialmente en depresión como consecuencia de un mal diseño de las mismas. 4.4 CONDICIONES NECESARIAS PARA LA INTRUSIÓN PATÓGENA Las paradas y arranques en las conducciones, los cortes de suministro debido a restricciones y las situaciones de sequía favorecen transitorios hidráulicos que dan lugar a depresiones con carácter no permanente pero que generan la mayoría de entrada de flujo externo en las redes de distribución. En el caso de que se tenga alguna fuga en la tubería y se presente un transitorio hidráulico, se puede generar una intrusión en las fases de depresión durante el proceso del transitorio, siempre y cuando el decremento de la presión se presente por debajo de la cota de la tubería generando una presión negativa. La duración de estos eventos es corta aunque, además de favorecer la entrada de contaminantes como se ha mencionado, provoca también la entrada de aire que pueden dañar elementos de la red, disminuyendo la fiabilidad. Existen mecanismos que generan los fallos en las tuberías (Figura 4.4), se consideran tres aspectos principales: Propiedad estructural en el que se incluye tipo de material, interacción entre el suelo y la tubería, y la calidad de la instalación. Cargas internas y externas; debidas a la presión de operación y a sobrecargas del suelo, cargas del tráfico, cargas por congelación y por injerencia de terceros. Deterioro del material debido en gran parte a químicos internos y externos, ambientes bioquímicos y electroquímicos. Figura 4.4 Mecanismos que generan fallos en tuberías. 47

48 Los tanques de almacenamiento descubiertos son susceptibles de contaminación de organismos patógenos desde fuentes difusas. Entre las fuentes difusas comunes son los desechos de roedores y aves que son portadores de contaminantes. Además del transporte de organismos patógenos en el polvo, las algas y los desechos. Las instalaciones de almacenamiento cubiertas están mejor protegidas que los tanques abiertos. De cualquier manera, pueden ser contaminados por organismos patógenos suspendidos en el aire que entren a través de la ventilación, de las tapas y de las juntas que no tengan un cierre adecuado. Los patógenos pueden entrar por infiltración desde el subsuelo o por el agua encharcada sobre la superficie o las cubiertas de los tanques, los cuales se consideran una fuente de contaminación debido al contacto con animales portadores de patógenos. El agua encharcada debe ser removida de las cubiertas y el sitio donde se encuentre el embalse se debe proteger para minimizar el acceso de animales. En cuanto a la instalación y reparación de las tuberías se presentan dos etapas en donde se puede generar la contaminación. Durante el almacenamiento del material, las tuberías deben protegerse para evitar una posible contaminación proveniente de la suciedad, el barro, desechos y agua contaminada. Estos elementos pueden dar lugar a problemas de calidad como la turbidez y presencia de organismos patógenos. En la construcción y reparación, las juntas y zanjas son susceptibles de contaminación. La humedad del suelo debida a la fuga de agua, es una fuente potencial de contaminación durante la reparación. Los desastres naturales son un factor importante en la generación de vías de contaminación en la red de distribución. Los movimientos en sismos causan fallos en las tuberías y almacenamientos. Las inundaciones pueden arrastrar suelos hacia las conducciones causando fracturas, además de que ésta agua puede estar contaminada con agua residual y otro tipo de fuentes contaminantes. En casos específicos donde se presentan tormentas de grandes dimensiones como los tornados y ciclones pueden causar daños a las redes de distribución cuando el suelo se ve alterado debido a las caídas de árboles y postes eléctricos. Una ruta importante de intrusión es la conexión física entre el sistema de agua potable y alguna otra instalación, normalmente de tipo industrial y productos diferentes al agua potable y que es externa al agua de consumo. El retorno desde estas conexiones puede ocurrir cuando la presión en la red de distribución es menor que la presión en la acometida, por ejemplo cuando se rompe una conducción o cuando ocurre un pico de demanda. Además, la instalación externa puede estar presurizada por aire o gas, facilitando la intrusión. Las instalaciones que provocan este tipo de eventos son compresores de aire, expendedoras de bebidas, sistemas de refrigeración y sistemas de riego. Debido a que las microbacterias existen en una gran variedad de ambientes acuáticos y terrestres, hay una gran capacidad para que estos microorganismos recontaminen el sistema de distribución en las conexiones, retornos y eventos de intrusión. 48

49 La atención se incrementa en enfocarse en la ocurrencia de los eventos transitorios de presiones negativas en los tubos de los sistemas de distribución causados por cambios repentinos en la velocidad del agua, típicamente causados por paros en equipos de bombeo, roturas principales o flujos contra incendios. Durante un evento negativo de presión, el agua contaminada y los suelos exteriores a la tubería pueden entrar en el sistema de distribución a través de grietas, sellos o fugas en las tuberías. Karim (2003) reportó en un estudio la evaluación de 66 suelos y muestras de agua colectadas desde ocho sitios en seis estados de Estados Unidos. Las muestras fueron colectadas inmediatamente adyacente a la tubería de agua para determinar la presencia de contaminantes microbianos en el suelo. Bacterias de coliformes totales y coliformes fecales (figura 4.5) fueron detectadas en cerca de la mitad de las muestras de agua y suelo, indicando la presencia de contaminación fecal. Se detectaron virus en 56% de las muestras. Aunque las muestras en este estudio no fueron analizadas para microbacterias, es probable que las fugas de la red de alcantarillado puedan proporcionar un ambiente altamente orgánico favorable para el crecimiento de microbacterias Durante la reparación de las roturas principales es probable que los suelos y el agua circundante puedan entrar en la red de tubería. Los esfuerzos tradicionales de descontaminación se basan en usar una solución de cloro para limpiar las superficies y la guarnición de la tubería haciendo poco probable la inactividad microbacteriana debido a su resistencia extrema al cloro. Aunque limpiando la sección afectada de la tubería con un chorro de agua puede ser suficiente para quitar el sedimento del sistema, las altas velocidades pueden recortar biopelículas de microbacterias de la superficie de la tubería dando por resultado un aumento neto de microbacteria en la columna de agua. Figura 4.5 Coliformes fecales (López Jiménez, Mora Rodríguez, Salas Lechuga, & Martínez Solano, 2007) 4.5 FUENTES CONTAMINANTES Las fuentes de donde proviene la intrusión pueden ser de los sistemas de saneamiento, de niveles freáticos someros, zonas de inundación y del propio caudal fugado de la red. Otras fuentes son las provenientes del riego, aportando contaminantes como fertilizantes, nitratos, etc. Además de este 49

50 tipo de contaminantes también son considerados aquellos como aceites, gasolina, disolventes, detergentes y otros compuestos de diversas procedencias. La presencia de contaminantes de origen microbiológico presenta un interés específico debido a que estos pueden desarrollarse en los medios acuáticos y terrestres en el entorno de las instalaciones y de la red de distribución, por lo que existe la posibilidad de que estos patógenos contaminen el abastecimiento. Una de las fuentes de organismos patógenos más importante es el agua proveniente del saneamiento y que puede fluir por el medio poroso en zonas de fugas de las tuberías de distribución. Las diferentes redes se deben colocar a una distancia mínima de tres metros para evitar este tipo de contacto; aunque no siempre es posible mantener esta norma y en algunos casos en particular se tiene el riesgo de tener una menor distancia entre ambas redes. Además, del agua procedente del saneamiento en el medio saturado, hay otro tipo de fuente que se introduce a través del terreno en los alrededores de las acometidas y que puede ser proveniente del agua de lluvia o de riego (Figura 4.6), pudiendo ser una fuente potencial de organismos patógenos. Figura 4.6 Agua superficial como fuente contaminante 4.6 ENFERMEDADES CAUSADAS POR LA INTRUSIÓN PATÓGENA La deficiencia en los sistemas de distribución ha dado lugar a brotes de enfermedades, las cuales han sido relacionadas. Una vez que las bacterias coliformes se encuentran dentro del sistema de distribución, éstas pueden llegar a sobrevivir y ser transportados con el grueso del agua, las paredes 50

51 de las tuberías; la biopelícula, presenta un ambiente apropiado para que sobreviva la bacteria y se genere la reproducción patógena; directamente es difícil de medir pero la combinación de efectos pueden relacionarse con la medición de estudios epidemiológicos. Una de las principales enfermedades que se presentan por la intrusión patógena es la Legionella o enfermedad del legionario; la bacteria Legionella, a bajos niveles, está ampliamente presente en ambientes hídricos. Los problemas de infecciones causadas por este agente patógeno surgen cuando existe elevada concentración de este organismo en el seno de los aerosoles producidos por aguas contaminadas. Esta bacteria se halla ampliamente extendida en ambientes acuáticos naturales (ríos, lagos, aguas termales, etc.), encontrándose en ellos en pequeñas concentraciones, pudiendo sobrevivir en condiciones ambientales muy diversas. Para que su concentración aumente, entrañando riesgo para las personas, debe pasar a colonizar, fundamentalmente a través de las redes de distribución de agua potable, sistemas hídricos construidos por el hombre, como torres de refrigeración y sistemas de distribución de agua sanitaria, donde encuentra condiciones de temperatura idóneas para su multiplicación (25-45ºC), protección física y nutrientes apropiados. Figura 4.7 La bacteria Legionella (López Jiménez, Martínez Solano, López Patiño, & Fuertes Miquel, 2006) Otras enfermedades causadas por la intrusión patógena en las redes de abastecimiento son las siguientes: hepatitis A, tifus, la disentería, la gastroenteritis y el cólera asiático entre otras. La dificultad de investigar la transmisión a través del agua de los microorganismos es que, primeramente son infecciones generalmente esporádicas o se presentan algunos brotes, en segundo lugar hay una variedad de fuentes además del agua y tercero que los típicos esquemas habituales disponibles no son suficientemente discriminatorios para identificar con confianza, y con ello aislar el ambiente y relacionarlo con los pacientes asociados. 4.7 DETERMINACIÓN DE LOS VOLÚMENES DE AGUA POR INTRUSIÓN PATÓGENA Eventos de presiones bajas y negativas en los sistemas de distribución de agua potable tienen el potencial de dar lugar a la intrusión de microorganismos patógenos si una fuente externa de contaminación está presente y hay una vía para la entrada de contaminantes. Mientras que el riesgo para la salud pública asociados con tales eventos no se entiende bien, la evaluación cuantitativa del riesgo microbiano puede ser usado para estimar el riesgo de tales. Un modelo conceptual es 51

52 proporcionado y el estado de los conocimientos, las hipótesis actuales y los retos asociados a los parámetros de los modelos conceptuales se presentan. Esta revisión proporciona una caracterización de las causas, magnitud, duración y frecuencia de los eventos de baja presión / negativa; las vías de entrada de patógenos, presencia de patógenos en las fuentes externas de contaminación, los volúmenes de agua que pueden entrar a través de las diferentes vías, el destino y el transporte de patógenos de las vías de entrada a los grifos de los clientes; exposición a agentes patógenos a las poblaciones que consumen el agua potable, y el riesgo asociado con la exposición a agentes patógenos. Una vez que todas las condiciones para la intrusión patógena se cumplen, un determinado volumen de agua contaminada es introducido en el sistema. Evidencia de intrusión debido a eventos de presiones negativas ha sido obtenida de un experimento piloto a escala (Boyd, 2004). Basado en un método químico (cálculos de balance de masa utilizando cesio), mostró que por un corto evento de presión negativa (aproximadamente 1 segundo) con una magnitud de 12 psi, en promedio, un volumen de 11ml de agua contaminada podrían entrar por un orificio de 3mm de diámetro localizado bajo una columna de agua de 0.9 m (usado para simular la presión externa). Para una fuga de 6 mm de diámetro, el promedio del volumen de intrusión se eleva a 71 ml. Bajo las mismas condiciones, con uso de un método volumétrico arrojó resultados de volúmenes estimados de 47 y 119 ml; y estimaciones teóricas usando la ecuación de orificio descrita más adelante se obtuvieron volúmenes de 62 y 227 ml para los orificios de 3 y 6 mm respectivamente. Las diferencias en las estimaciones entre los métodos de laboratorio (químico y volumétrico) son atribuidas a la disolución de cesio mientras es introducida en el agua durante cada onda de presión negativa. Las diferencias entre el método volumétrico y el teórico son atribuidas a un error de laboratorio relacionado con la inexacta operación de una válvula de bola en el dispositivo del ensayo. Estos resultados muestran que por cada orificio, el volumen de agua introducida puede ser relativamente pequeño bajo las condiciones señaladas (evento de un segundo de presión negativa). En un sistema de distribución real habrá diferentes factores que determinen el total del volumen introducido como el número de sitios con presiones interiores menores a las exteriores de la tubería, el número y tamaño de los orificios de fuga, la interacción del suelo, y la duración de los eventos. Para situaciones de presiones bajas y negativas de corta duración, es posible estimar los volúmenes de intrusión utilizando la ecuación del orificio: 52

53 Donde es el gasto introducido en la tubería (m³/s), es el coeficiente de descarga (menor que la unidad), es el área del orificio (m²), es la aceleración de la gravedad (m/s²), y es la diferencia entre las cargas de presión externa e interna de la tubería (m). EJEMPLO 1 En una tubería de agua potable localizada 2 m debajo de un suelo saturado de agua contaminada debido a una fuga importante en una tubería de agua residual, como podría ser la condición de la figura 4.8. En el caso de que se presente un evento de presión baja (transitorio) en la tubería de agua potable, y que además el tubo tenga un orificio por el cual se fuga el agua éste servirá como una entrada al agua contaminada, presentándose la intrusión patógena. Figura 4.8 Tubos de agua residual (izquierda) y agua potable (derecha) Suponiendo que el orificio a través del cual se fuga agua tiene forma circular de 1 cm de diámetro combinado con un evento de baja presión a 1 m de columna de agua con una duración de 20 s y con un = 0.7 se puede calcular el gasto y volumen contaminado introducido en la tubería de agua potable, 53

54 Figura 4.9 Esquema de la intrusión Aplicando la ecuación 4.1 y con los datos que tenemos podemos determinar el gasto de intrusión de la siguiente manera: DATOS: =0.7, Carga Presión Interna p int /= 1m, Carga Presión Externa p ext / = 2m Diámetro del orificio de la fuga = 1cm, Duración de la baja presión (p int /= 1 m) = 20 s, Entonces: 54

55 Esto significa que en un evento de presión baja de 20 segundos con las características descritas anteriormente se introduce un volumen de 4.87 litros de agua contaminada en el sistema de agua potable. También, se variaron la presión interior de la tubería y el diámetro del orificio de la fuga. Los resultados se resumen en la Tabla 4.1. PI (m) φ (cm) Q (l/s) V (l) Tabla 4.1 Volúmenes de intrusión con presión y diametro variables A continuación en la gráfica de la Figura 4.10 se pueden observar las tendencias para cada uno de los diámetros de la fuga y presiones variables. 55

56 Figura 4.10 Gráfica comparativa del volumen de intrusión patógena Como podemos observar en la figura 4.10 los volúmenes de intrusión patógena se incrementan de acuerdo con el tamaño del orificio y de la diferencia de presión que se genera entre el interior y exterior de la tubería, se puede ver que para el diámetro de 1 cm al disminuir la presión interna de la tubería el volumen de intrusión va aumentando aunque no con una pendiente muy pronunciada, en cambio para el diámetro de 3 cm, el volumen de intrusión aumenta y la pendiente se vuelve más pronunciada, esto significa que al disminuir la presión interna en una tubería con una fuga de mayor diámetro la pendiente de la gráfica irá aumentando gradualmente, por lo que el volumen de intrusión generado será cada vez mayor en proporción con un volumen de intrusión de una fuga de diámetro menor. EJEMPLO 2 Una válvula de admisión y expulsión de aire (VAEA) de 2 de diámetro cuenta con una estructura de resguardo bajo tierra la cual se inunda por agua contaminada como se muestra en la Figura

57 Figura 4.11 A (Válvula seca), B (Válvula completamente sumergida), C (Válvula mediamente sumergida) (Besner, Prévost, & Regli, 2011) Para este ejemplo se supuso que la VAEA está completamente sumergida y que tiene 1.5 m de agua contaminada por encima del orificio de la válvula, como se muestra en la Figura Orificio de la VAEA Figura 4.12 Esquema de la intrusión de agua contaminada a través de una VAEA 57

58 Entonces al igual que en el ejemplo anterior calcularemos el gasto de intrusión en un evento de presión baja que dura 10 s. DATOS: =0.7, Carga Presión Interna p int /= 1 m, Carga Presión Externa p ext / = 1.5 m Diámetro de la válvula = 5.08 cm, Duración de la baja presión (p int /= 1 m) = 10 s, Entonces: Esto significa que en un evento de presión baja de 10 segundos con las características descritas anteriormente se introduce un volumen de l de agua contaminada en el sistema de agua potable. Ahora variaremos la presión interior de la tubería y el diámetro del orificio de la VAEA. Los resultados se presentan en la Tabla

59 PI (m) φ (in) Q (l/s) V (l) Tabla 4.2 Volúmenes de intrusión con presión y diametro variables En la Figura 4.13, se pueden observar las tendencias para cada uno de los diámetros de válvulas y las presiones internas variables. Figura 4.13 Gráfica comparativa del volumen de intrusión patógena 59

60 Se observa un comportamiento de la gráfica idéntico al de la figura 4.10, los volúmenes de intrusión patógena se incrementan de acuerdo al diámetro de la VAEA y de la diferencia de presión que se genera entre el interior y exterior de la tubería, al disminuir la presión interna en una tubería con un diámetro de la VAEA mayor la pendiente de la gráfica irá aumentando gradualmente, por lo que el volumen de intrusión generado será cada vez mayor en proporción con un volumen de intrusión de una fuga de diámetro menor. 60

61 CAPÍTULO 5: PÉRDIDAS MENORES EN CRUCES DE TUBERÍAS 5.1 INTRODUCCIÓN Es realmente poca la información que se encuentra disponible en los libros de flujo en tuberías, acerca de pérdidas de energía generadas por cruces de tuberías. Tal vez esto se deba a la poca difusión que tales elementos tenían en el pasado. Sin embargo, en la actualidad, pueden encontrarse cruces de tuberías en los materiales de uso más frecuente, como el PVC, polietileno de alta densidad, cobre, acero, hierro galvanizado entro otros, en la figura 5.1 pueden observarse ejemplos de cruces de diferentes materiales. Figura 5.1 Cruces de tuberías en diferentes materiales. Las cruces son empleadas actualmente en gran variedad de redes de distribución de agua a presión, siendo las más habituales las redes contra incendio, edificios de oficinas, bodegas, almacenes departamentales, supermercados etc. Estas redes tienen la particularidad de estar compuestas por tuberías de diámetros pequeños. 61

62 De igual modo, las cruces son empleadas en las pequeñas redes de agua potable y gas domiciliar de casas y edificaciones, también con diámetros pequeños. Ocasionalmente son usadas en las grandes redes de distribución de las ciudades, en este caso, con diámetros mayores. 5.2 CASOS DE FLUJO POSIBLE EN CRUCES Y COEFICIENTES DE PÉRDIDAS MENORES Existen cuatro casos de flujo posibles en cruces de tuberías; el primero de ellos se da cuando el flujo llega por uno de los cuatro tramos y sale por los tres restantes, en cuyo caso suele denominarse trifurcación; en el segundo y el tercero, el flujo llega por dos tramos y sale por los otros dos, con la diferencia de que en uno, los tramos de llegada son adyacentes, y en el otro son opuestos entre sí, finalmente, en el cuarto caso el flujo llega por tres tramos y sale por el único restante, la figura 5.2 muestra a detalle estos cuatro tipos de cruces. Figura 5.2 Esquema de los cuatro casos de flujo en cruces. Una inspección de una gran cantidad de libros académicos, tradicionalmente para la enseñanza de la Mecánica de Fluidos, puede constar que, en todos ellos, existe un apartado para pérdidas menores en tuberías, que en algunos. Sin embargo, pocos de ellos hacen referencia a las pérdidas en cruces. En el libro Water Distribution Modeling; de los autores T.M. Walski, D.V. Chase y D.A. Savic; los autores presentan una tabla que contiene un par de líneas dedicadas a los coeficientes de pérdidas en cruces, y que se muestran en la tabla 5.1. Por la información presentada, se deduce que el flujo en el cruce pertenece al caso 1, también conocido como trifurcación. 62

63 Cruz (trifurcación) Flujo sobre tramo Coeficiente K a. Recto 0.30 b. Perpendicular 0.50 Tabla 5.1 Valores de coeficiente K para cruces de tuberías. En 2009 Sharp elabora una tesis de maestría en la Utah State University, en la que estudia un cruce para tubería de acero carbón de 6 pulgadas (15.2 cm) de diámetro nominal. Como resultado, el autor obtiene una serie de gráficas de las que pueden determinarse los coeficientes K, tres para cada cruz, en relaciones de gastos existentes en ella. En la figura 5.3 se muestran algunas de dichas gráficas. Aunque Sharp reporta diagramas para los cuatro casos de flujo que pueden presentarse en un cruce de tuberías, en función de los gastos de entrada y de salida del mismo, los resultados se basaron en pruebas hechas en un modelo de diámetro fijo, por lo que no se sabe nada acerca de la pertinencia de aplicar los resultados en tuberías de diámetros diferentes. Figura 5.3 Gráfica para estimación de K en ciertos tipos de cruces (Sharp, 2009). En cuanto al caso de textos especializados en el tema de pérdidas menores el Internal flow Systems del autor Donald S. Miller en 1996 dedica un capítulo a lo que denomina flujos combinados y divididos, para hacer referencia a aquellos accesorios que convierte varios flujos en uno solo, o dividen uno en varios más pequeños. Es el caso de las Tees (3 tramos), Yees (3 tramos en diversos ángulos), Cruces (4 tramos) y Estrellas (hasta 6 tramos). Para el caso de los cruces, reporta sólo dos gráficas para la estimación de K. 63

64 Figura 5.4 Gráfica para estimación de K en ciertos tipos de cruces (Miller, 1996). Se puede concluir de este breve repaso bibliográfico, la poca información existente en cuanto a pérdidas de cruces de tuberías, está más enfocada al caso de trifurcaciones. Es importante entonces desarrollar un estudio que involucre diferentes diámetros de tubería y, por lo menos, alguno de los 3 casos de flujo no considerados por investigaciones pasadas. 5.3 MODELO EXPERIMENTAL Con el fin de determinar los coeficientes de pérdidas menores para cruces de tuberías, y reportarlos mediante expresiones analíticas, se desarrolló un modelo físico experimental con las características adecuadas para llevar a cabo mediciones continuas, bajo diferentes condiciones de flujo, varios diámetros de tubería y que permitiera a la vez, el registro de los datos necesarios para el análisis. El modelo se ubicó en el laboratorio del edificio 11 del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México. Para garantizar la recirculación del agua, se configuró un sistema mixto de bombeo y descarga a gravedad. Una bomba de 2HP que tomaba el agua desde un cárcamo inferior de 2.10 m x 1.5 m de área y 0.70 m de profundidad (2.2 m³), subiría el líquido a una altura de 3.4 m sobre el nivel del piso hasta dos tinacos de 400 litros de capacidad cada uno. Una vez que los tinacos se llenaran, el agua descendería y empezaría a circular por las tuberías de tal manera que al salir de ellas, pudiera redirigirse al cárcamo de bombeo. De esta manera se evitarían desperdicios de agua. Con este sistema combinado de bombeo-gravedad, se cumple también un flujo permanente. Para ello, se dotaron los tinacos con tuberías de rebose que dirigían el agua de exceso al cárcamo de bombeo. De este modo los tinacos permanecerían con niveles de agua constantes. Adicionalmente, cerca a la salida de la bomba, se ramificó la tubería de impulsión con regreso al cárcamo, y se instaló una válvula que permitiera regular la cantidad de agua que subiría a los tinacos. 64

65 Con el fin de permitir una mejor maniobrabilidad de las tuberías, el material debería ser liviano, de fácil manipulación, y con accesorios de acoplamiento tipo rosca, que no requieren uso de soldaduras o cortes continuos en el sistema. Es por esto que se optó por trabajar con tubería y accesorios de PVC hidráulico, un material bastante común y de características y propiedades conocidas. Las válvulas en entradas y salidas se usaron con el fin de permitir la variación de los gastos y poder obtener más datos para su posterior análisis. Figura 5.5 Esquema del modelo físico construido 65

66 Los medidores de flujo empleados se ubicaron a las entradas y a las salidas del cruce. Estos funcionan mediante una turbina alineada con el flujo, y reportan los gastos instantáneos en una pantalla digital ubicada en su parte superior, en la figura 5.6 se muestra dicho medidor. Figura 5.6 Medidores de flujo empleados. Para garantizar una medición sin perturbaciones, los medidores se ubicaron a una distancia aproximada de 10 veces el diámetro de la tubería conectada a los mismos. Los cuatro medidores empleados tenían conexiones en sus extremos de 1, por lo que se conectaron a tubos de 1 de diámetro nominal. Finalmente, se usaron cuatro sensores de presión absoluta, que iban conectados mediante mangueras a unas boquillas ubicadas aguas arriba y aguas abajo de los cruces. Las boquillas se pegaron en orificios previamente hechos en los tubos, de tal modo que quedaran a tope con la pared interior del tubo, evitando perturbaciones adicionales al flujo. Los sensores de presión estaban conectados a una consola que se encargaba de convertir las señales físicas en digitales, para posteriormente ser almacenadas en un archivo digital. Los sensores y su forma de conexión a las tuberías, así como el modulador se muestran en las Figuras 5.7 y 5.8, respectivamente. 66

67 Figura 5.7 Sensores de presión absoluta. Figura 5.8 Sensores de presión conectados a la tubería Diseño de las mediciones En esta etapa se consideraron las variables que se describen brevemente a continuación: 67

68 a. Tipo de flujo a estudiar: Se definió que se trabajaría con el flujo perpendicular. Esto es alimentación del cruce por dos tramos adyacentes. b. Diámetros a considerar: Para aprovechar al máximo la carga suministrada por los tanques, se eligió un diámetro pequeño, en este caso D = 25 mm. c. Cantidad de pruebas a realizar: Con el propósito de tener suficientes puntos experimentales, se definieron números mínimos de pruebas. Se fijó el número mínimo de pruebas a realizar en 18. De este modo, se obtendría un número suficiente de puntos para estimación de los coeficientes K. d. Combinación de gastos en los tramos. Relacionado con el punto anterior, se definieron unos porcentajes de apertura de las válvulas ubicadas en cada uno de los cuatro tramos, con el fin de obtener, de acuerdo al número de pruebas definido anteriormente, un amplio grupo de combinaciones de gastos de entrada y de salida. Para el estudio de flujo perpendicular se establecieron las combinaciones que aparecen en la Tabla 5.2, en la que los tramos 1 y 2 son los alimentadores y los 3 y 4, las salidas. En el caso de alimentación simple, a través del tramo 1, se reportan en la Tabla 5.2. En ambos casos, los porcentajes de 60% y 30% no son estrictos, simplemente representan un orden de magnitud. Tabla 5.2 Combinación de gastos en los tramos para alimentación doble 68

Mecánica de Fluidos y Máquinas Hidráulicas

Mecánica de Fluidos y Máquinas Hidráulicas Mecánica de Fluidos y Máquinas Hidráulicas Tema 06. Flujo de Fluidos en Tuberías Severiano F. Pérez Remesal Carlos Renedo Estébanez DPTO. DE INGENIERÍA ELÉCTRICA Y ENERGÉTICA Este tema se publica bajo

Más detalles

5. PÉRDIDAS DE CARGA EN CONDUCTOS CERRADOS O TUBERIAS

5. PÉRDIDAS DE CARGA EN CONDUCTOS CERRADOS O TUBERIAS 5. PÉRIAS E CARGA EN CONUCTOS CERRAOS O TUBERIAS 5. Perfiles de Velocidad: Laminar y Turbulento 5. Radio Hidráulico para Secciones no Circulares 5.3 Pérdidas Primarias y Secundarias 5.4 Ecuación de arcy

Más detalles

NÚCLEO 4 SISTEMA DE CONDUCCIÓN HIDRÁULICA 4.1 CARÁCTERÍSTICAS HIDRÁULICAS DEL SISTEMA

NÚCLEO 4 SISTEMA DE CONDUCCIÓN HIDRÁULICA 4.1 CARÁCTERÍSTICAS HIDRÁULICAS DEL SISTEMA NÚCLEO 4 SISTEMAS DE CONDUCCIÓN HIDRAÚLICA 4.1 CARÁCTERÍSTICAS HIDRÁULICAS DEL SISTEMA La conducción en un sistema de bombeo es uno de los elementos más importantes, ya que su función es precisamente formar

Más detalles

CURSO TALLER PROMOTORES DE AHORRO Y EFICIENCIA DE ENERGÍA ELÉCTRICA

CURSO TALLER PROMOTORES DE AHORRO Y EFICIENCIA DE ENERGÍA ELÉCTRICA PROGRAMA INTEGRAL DE ASISTENCIA TÉCNICA Y CAPACITACIÓN PARA LA FORMACIÓN DE ESPECIALISTAS EN AHORRO Y USO EFICIENTE DE ENERGÍA ELÉCTRICA DE GUATEMALA CURSO TALLER PROMOTORES DE AHORRO Y EFICIENCIA DE ENERGÍA

Más detalles

2. ACTIVIDAD ACADÉMICA CÁLCULO EXPERIMENTAL DE PÉRDIDAS DE CARGA EN

2. ACTIVIDAD ACADÉMICA CÁLCULO EXPERIMENTAL DE PÉRDIDAS DE CARGA EN . ACTIVIDAD ACADÉMICA CÁLCULO EXPERIMENTAL DE PÉRDIDAS DE CARGA EN CONDUCCIONES A PRESIÓN.1. Introducción.. Descripción de la instalación fluidomecánica.3. Descripción de la actividad práctica.4. Conceptos

Más detalles

Mecánica de Energía. Pérdidas de Energía Total

Mecánica de Energía. Pérdidas de Energía Total Mecánica de Energía Pérdidas de Energía Total Fluidos compresibles e incompresibles Los fluidos incompresibles son aquellos en los que el volumen permanece constante independientemente de las fuerzas aplicadas,

Más detalles

FLUJO DE FLUIDOS. Aire Atrapado y Purgado de Vacio

FLUJO DE FLUIDOS. Aire Atrapado y Purgado de Vacio FLUJO DE FLUIDOS La tubería DriscoPlex es usada para transportar fluidos que pueden ser líquidos o lodos, en los que las partículas sólidas se encuentran se transportan con líquidos, o bien gases. Esta

Más detalles

3. CÁLCULO HIDRÁULICO

3. CÁLCULO HIDRÁULICO 3. CÁLCULO HIDRÁULICO Fig. 3.60- Instalación pag. 3.23 CÁLCULO HIDRÁULICO SELECCIÓN DE DIÁMETRO Y CLASE DE LOS TUBOS DE PRESIÓN La selección del diámetro y clase de presión depende de los siguientes factores:

Más detalles

UNIVERSIDAD LIBRE FACULTAD DE INGENIERIA INGENIERIA AMBIENTAL SYLLABUS

UNIVERSIDAD LIBRE FACULTAD DE INGENIERIA INGENIERIA AMBIENTAL SYLLABUS UNIVERSIDAD LIBRE FACULTAD DE INGENIERIA INGENIERIA AMBIENTAL SYLLABUS Área de Formación: Básicas de Ingeniería Eje Temático: Gestión Integral de recursos hidráulicos Asignatura: Mec. de fluidos e Hidráulica

Más detalles

TALLER DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN SISTEMAS DE BOMBEO DE AGUA DE SERVICIO PÚBLICO MUNICIPAL. M. en I. Ramón Rosas Moya

TALLER DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN SISTEMAS DE BOMBEO DE AGUA DE SERVICIO PÚBLICO MUNICIPAL. M. en I. Ramón Rosas Moya TALLER DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN SISTEMAS DE BOMBEO DE AGUA DE SERVICIO PÚBLICO MUNICIPAL M. en I. Ramón Rosas Moya CARACTERÍSTICAS HIDRÁULICAS Uno de los aspectos más relevantes a definir con respecto

Más detalles

Tubos y Accesorios de PVC Presión

Tubos y Accesorios de PVC Presión Tubos y Accesorios de PVC Presión Cuando usted especifique Tubos y Accesorios de PVC Presión SNAP DURMAN ESQUIVE puede estar seguro que recibirá un producto de óptima calidad. Diseñados y garantizados

Más detalles

Tema 8. Fórmulas empíricas para el cálculo de pérdidas de carga continuas en tuberías

Tema 8. Fórmulas empíricas para el cálculo de pérdidas de carga continuas en tuberías Tema 8. Fórmulas empíricas para el cálculo de pérdidas de carga continuas en tuberías 1. Fórmulas para el régimen turbulento liso. Fórmulas para el régimen turbulento en la zona de transición 3. Fórmulas

Más detalles

11. CÁLCULO HIDRÁULICO

11. CÁLCULO HIDRÁULICO 11. CÁLCULO HIDRÁULICO 11.1 PÉRDIDA DE CARGA Y DETERMINACIÓN DEL DIÁMETRO Y VELOCIDAD DE LA TUBERÍA Un fluido al ser conducido a través de una tubería ejerce una fuerza de roce, generándose una pérdida

Más detalles

TUBERIAS. Ricardo García San José Ingeniero Industrial (Noviembre 2.000) TUBERIAS

TUBERIAS. Ricardo García San José Ingeniero Industrial (Noviembre 2.000) TUBERIAS TUBERIAS Ricardo García San José Ingeniero Industrial (Noviembre 2.000) TUBERIAS INDICE 1.- MATERIALES... 3 2.- PERDIDAS DE CARGA... 4 2.1.- FACTORES QUE INFLUYEN EN LAS PERDIDAS DE CARGA... 4 2.2.- REGIMENES

Más detalles

PÉRDIDA DE CARGA Y EFICIENCIA ENERGÉTICA.

PÉRDIDA DE CARGA Y EFICIENCIA ENERGÉTICA. PÉRDIDA DE CARGA Y EFICIENCIA ENERGÉTICA. Con unos costos de la energía en aumento y con unas limitaciones cada vez mayores a la emisión de gases de efecto invernadero, el diseño de equipos e instalaciones

Más detalles

1 ESTUDIO SOBRE PERDIDAS DE CARGA

1 ESTUDIO SOBRE PERDIDAS DE CARGA 1 ESTUDIO SOBRE PERDIDAS DE CARGA La realización de este estudio fue motivada por la convicción de los fabricantes de que los datos existentes desde hace décadas sobre rugosidad y pérdidas de carga de

Más detalles

PÉRDIDAS DE CARGAS POR FRICCIÓN

PÉRDIDAS DE CARGAS POR FRICCIÓN PÉRDIDAS DE CARGAS POR FRICCIÓN Objetivos Estudio de pérdidas de energía por fricción, tanto en tramos rectos de tuberías (pérdidas de carga lineales), como en diferentes s característicos de las instalaciones

Más detalles

Capítulo 6. Fluidos reales

Capítulo 6. Fluidos reales Capítulo 6 Fluidos reales 1 Viscosidad El rozamiento en el movimiento de los fluidos se cuantifica a través del concepto de viscosidad, η, que se define como: F A = η v d El coeficiente de viscosidad tiene

Más detalles

MANUAL DE FLUJO DE TUBERIAS A PRESION. Tuberias + Conexiones +

MANUAL DE FLUJO DE TUBERIAS A PRESION. Tuberias + Conexiones + MANUAL DE FLUJO DE TUBERIAS A PRESION Tuberias + Conexiones + CONTENIDOS Introducción... 3 Flujo laminar y turbulento... 3 Ecuación de Darcy-Weisbach... 4 Ecuación de Hazen-Williams... 8 Pérdida de carga

Más detalles

EL PARACAIDISTA. Webs.uvigo.es/cudav/paracaidismo.htm

EL PARACAIDISTA. Webs.uvigo.es/cudav/paracaidismo.htm EL PARACAIDISTA Webs.uvigo.es/cudav/paracaidismo.htm 1. Un avión vuela con velocidad constante en una trayectoria horizontal OP. Cuando el avión se encuentra en el punto O un paracaidista se deja caer.

Más detalles

Facultad de Ingeniería y Arquitectura PROPIEDADES HIDRÁULICAS DE LOS SUELOS

Facultad de Ingeniería y Arquitectura PROPIEDADES HIDRÁULICAS DE LOS SUELOS PROPIEDADES HIDRÁULICAS DE LOS SUELOS Capilaridad El proceso de capilaridad es el ascenso que tiene el agua cuando se introduce verticalmente un tubo de vidrio de diámetro pequeño (desde unos milímetros

Más detalles

EFICIENCIA EN LOS SISTEMAS DE BOMBEO Y DE AIRE COMPRIMIDO

EFICIENCIA EN LOS SISTEMAS DE BOMBEO Y DE AIRE COMPRIMIDO EFICIENCIA EN LOS SISTEMAS DE BOMBEO Y DE AIRE COMPRIMIDO 1. GENERALIDADES La sencillez en la operación, la disponibilidad, la facilidad y la seguridad en el manejo de las herramientas y elementos neumáticos

Más detalles

INTRODUCCIÓN A LA CONVECCIÓN

INTRODUCCIÓN A LA CONVECCIÓN Diapositiva 1 INTRODUCCIÓN A LA CONVECCIÓN JM Corberán, R Royo 1 Diapositiva 1. CLASIFICACIÓN SEGÚN: ÍNDICE 1.1. CAUSA MOVIMIENTO FLUIDO - Forzada - Libre 1.. CONFIGURACIÓN DE FLUJO: - Flujo externo -

Más detalles

Carrera: EMM - 0525. Participantes Representante de las academias de ingeniería Electromecánica de los Institutos Tecnológicos.

Carrera: EMM - 0525. Participantes Representante de las academias de ingeniería Electromecánica de los Institutos Tecnológicos. 1.- DATOS DE LA ASIGNATURA Nombre de la asignatura: Carrera: Clave de la asignatura: Horas teoría-horas práctica-créditos Mecánica de Fluidos Ingeniería Electromecánica EMM - 0525 3 2 8 2.- HISTORIA DEL

Más detalles

OS.050 REDES DE DISTRIBUCIÓN DE AGUA PARA CONSUMO HUMANO

OS.050 REDES DE DISTRIBUCIÓN DE AGUA PARA CONSUMO HUMANO OS.050 REDES DE DISTRIBUCIÓN DE AGUA PARA CONSUMO HUMANO ÍNDICE PÁG. 1. OBJETIVO 2 2. ALCANCE 2. DEFINICIONES 2 4. DISPOSICIONES ESPECÍFICAS PARA DISEÑO 2 4.1 Levantamiento Topográfico 4.2 Suelos 4. Población

Más detalles

Tema 14. Conducciones abiertas. Canales.

Tema 14. Conducciones abiertas. Canales. Tema 14. Conducciones abiertas. Canales. 1. Introducción.. Ecuación general en régimen permanente.. Fórmulas prácticas para la determinación de pérdida de carga. 4. Velocidades admisibles. Distribución

Más detalles

1 PRIMER CAPÍTULO - PRINCIPIANTES...3

1 PRIMER CAPÍTULO - PRINCIPIANTES...3 Riego en 3 pasos Marián Babušík ÍNDICE 316 6 ÍNDICE 6.1 ÍNDICE ÍNDICE 0.1 Prólogo...1 0.2 Agradecimientos...2 1 PRIMER CAPÍTULO - PRINCIPIANTES...3 1.1 El agua...3 1.2 Tipos de riego...4 1.3 Esquema de

Más detalles

BALANCE DE MASA Y ENERGÍA EN TUBERIAS Y ACCESORIOS HIDRAULICOS (C206)

BALANCE DE MASA Y ENERGÍA EN TUBERIAS Y ACCESORIOS HIDRAULICOS (C206) UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE CHILE DEPARTAMENTO DE INGENIERIA MECÁNICA AREA DE TERMOFLUIDOS GUIA DE LABORATORIO DE MECANICA DE FLUIDOS BALANCE DE MASA Y ENERGÍA EN TUBERIAS Y ACCESORIOS HIDRAULICOS (C06)

Más detalles

Cátedra de Ingeniería Rural Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola de Ciudad Real

Cátedra de Ingeniería Rural Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola de Ciudad Real Tema 1. Hidráulica. Generalidades 1. Definición. Propiedades fundamentales de los líquidos 3. Conceptos previos: Peso, Densidad, Peso específico, Presión 4. Compresibilidad de un líquido 5. Tensión superficial

Más detalles

UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES

UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES FACULTAD DE INGENIERIA CARRERA DE INGENIERIA CIVIL INSTITUTO DE INGENIERIA SANITARIA PROYECTO DE INVESTIGACION SOFTWARE PARA DISEÑO DE SISTEMAS DE AGUA PARA EDIFICIOS INVESTIGADOR:

Más detalles

1. ACTIVIDAD ACADÉMICA MEDIDA DE CAUDALES Y DE PRESIONES

1. ACTIVIDAD ACADÉMICA MEDIDA DE CAUDALES Y DE PRESIONES 1. ACTIVIDAD ACADÉMICA MEDIDA DE CAUDALES Y DE PRESIONES 1.1. Introducción 1.2. Descripción de la instalación fluidomecánica 1.3. Descripción de la actividad práctica propuesta Profesor: Inmaculada Pulido

Más detalles

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA de HONDURAS del VALLE DE SULA. Asignatura: Mecánica de Fluidos. Catedrático: Ing. Covadonga Álvarez.

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA de HONDURAS del VALLE DE SULA. Asignatura: Mecánica de Fluidos. Catedrático: Ing. Covadonga Álvarez. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA de HONDURAS del VALLE DE SULA Asignatura: Mecánica de Fluidos Catedrático: Ing. Covadonga Álvarez Tema: Laboratorio de Venturi & Circuito Hidráulico de Perdidas Primarias

Más detalles

Hidrogeología. Tema 4 MOVIMIENTO DEL AGUA EN EL SUBSUELO. Luis F. Rebollo. Luis F. Rebollo T4. MOVIMIENTO DEL AGUA EN EL SUBSUELO

Hidrogeología. Tema 4 MOVIMIENTO DEL AGUA EN EL SUBSUELO. Luis F. Rebollo. Luis F. Rebollo T4. MOVIMIENTO DEL AGUA EN EL SUBSUELO Hidrogeología Tema 4 MOVIMIENTO DEL AGUA EN EL SUBSUELO 1 T4. MOVIMIENTO DEL AGUA EN EL SUBSUELO 1. Concepto de potencial hidráulico. 2. Concepto de gradiente hidráulico. 3. Flujo del agua en medio saturado.

Más detalles

Capítulo 14. El sonido

Capítulo 14. El sonido Capítulo 14 El sonido 1 Ondas sonoras Las ondas sonoras consisten en el movimiento oscilatorio longitudinal de las partículas de un medio. Su velocidad de transmisión es: v = B ρ en donde ρ es la densidad

Más detalles

Sistema de distribución del aire. Cálculo de conductos.

Sistema de distribución del aire. Cálculo de conductos. Sistema de distribución del aire. Cálculo de conductos. Objetivos: Que el alumno sea capaz de dimensionar una red de conductos. Se pretende que el alumno pueda identificar los diferentes elementos que

Más detalles

2. TERMINOS BÁSICOS DE ACÚSTICA.

2. TERMINOS BÁSICOS DE ACÚSTICA. 2. TERMINOS BÁSICOS DE ACÚSTICA. Definición de términos y sistemas de medición del ruido. Qué es el sonido? Cuando nos referimos al sonido audible por el oído humano, lo definimos como ondas sonoras que

Más detalles

Mecánica de Fluidos y Máquinas Hidráulicas

Mecánica de Fluidos y Máquinas Hidráulicas Mecánica de Fluidos y Máquinas Hidráulicas Tema 04. Dinámica de Fluidos Severiano F. Pérez Remesal Carlos Renedo Estébanez DPTO. DE INGENIERÍA ELÉCTRICA Y ENERGÉTICA Este tema se publica bajo Licencia:

Más detalles

Objetivos específicos:

Objetivos específicos: Universidad Nacional Experimental del Tácira Departamento de Ingeniería Mecánica Núcleo de Termofluidos Asignatura: Laboratorio de Mecánica de Fluidos Código: 011 L Carrera: Ingeniería Mecánica Profesor:

Más detalles

MOVIMIENTO ONDULATORIO

MOVIMIENTO ONDULATORIO MOVIMIENTO ONDULATORIO Proceso por el que se propaga energía de un lugar a otro sin transferencia de materia, mediante ondas mecánicas o electromagnéticas. En cualquier punto de la trayectoria de propagación

Más detalles

Balanza de Corriente.

Balanza de Corriente. Balanza de Corriente. A.M. Velasco (133384) J.P. Soler (133380) O.A. Botina (133268) Departamento de física, facultad de ciencias, Universidad Nacional de Colombia Resumen. En la presente práctica experimental,

Más detalles

DISEÑO DE CONDUCTOS DE SISTEMAS DE

DISEÑO DE CONDUCTOS DE SISTEMAS DE CAPÍTULO 3 DISEÑO DE CONDUCTOS DE SISTEMAS DE VENTILACION LOCALIZADA POR EXTRACCION (SVLE) 3.1. Introducción 2 3.1.1. Etapas preliminares 2 3.2. Ecuaciones utilizadas para el calculo 2 3.2.1. Ecuación

Más detalles

JUSTIFICACION. Los temas mencionados son básicos para el estudio de los fluidos en reposa (estática de los fluidos).

JUSTIFICACION. Los temas mencionados son básicos para el estudio de los fluidos en reposa (estática de los fluidos). Nombre de la asignatura: Mecánica de Fluidos I. Carrera : Ingeniería Mecánica Clave de la asignatura: MCB-9330 Clave local: Horas teoría horas practicas créditos: 4-0-8 2. - UBICACIÓN DE LA ASIGNATURA

Más detalles

CAPITULO 3 DISEÑO DE LINEA DE CONDUCCIÓN Y RED DE DISTRIBUCIÓN. Se entiende por línea de conducción al tramo de tubería que transporta agua desde la

CAPITULO 3 DISEÑO DE LINEA DE CONDUCCIÓN Y RED DE DISTRIBUCIÓN. Se entiende por línea de conducción al tramo de tubería que transporta agua desde la CAPITULO 3 DISEÑO DE LINEA DE CONDUCCIÓN Y RED DE DISTRIBUCIÓN 3.1 Línea de Conducción Se entiende por línea de conducción al tramo de tubería que transporta agua desde la captación hasta la planta potabilizadora,

Más detalles

6DOGDUULDJD-*\6DODV'(

6DOGDUULDJD-*\6DODV'( &$/,%5$&,21'(5('(6'(',675,%8&,21'($*8$327$%/(%$-281 $0%,(17('()8*$6 6DOGDUULDJD-*\6DODV'( 8QLYHUVLGDGGHORV$QGHV%RJRWi'&&RORPELD &RUUHRHOHFWUyQLFRMVDOGDUU#XQLDQGHVHGXFRGVDODV#XQLDQGHVHGXFR 5(680(1 El problema

Más detalles

ANEXO IV. Procedimiento Específico

ANEXO IV. Procedimiento Específico ANEXO IV Procedimiento Específico 1. Objetivo Establecer el procedimiento para la verificación de medidores de Agua potable fría para la provincia de Salta 2. Alcance Aplicable a todas aquellos medidores

Más detalles

UNIVERSIDAD ANTONIO NARIÑO. Arq. Jorge Luis Plazas H.

UNIVERSIDAD ANTONIO NARIÑO. Arq. Jorge Luis Plazas H. Instalaciones Domiciliarias Red hidráulica potable Instalaciones hidráulicas La instalación hidráulica de una edificación, es la red conformada por los elementos de conducción que permiten el suministro

Más detalles

MODELADO Y SIMULACIÓN DE LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE NAVALLANA

MODELADO Y SIMULACIÓN DE LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE NAVALLANA XXV Jornadas de Automática Ciudad Real, del 8 al 10 de septiembre de 2004 MODELADO Y SIMULACIÓN DE LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE NAVALLANA Juan R. Cabello, Francisco Vázquez fvazquez@uco.es Dpto. de Informática

Más detalles

FENÓMENOS DE TRANSPORTE TRABAJO PRACTICO: FLUJO DE FLUIDOS. FACTORES DE FRICCIÓN EN TUBERÍAS. D P 2 L v

FENÓMENOS DE TRANSPORTE TRABAJO PRACTICO: FLUJO DE FLUIDOS. FACTORES DE FRICCIÓN EN TUBERÍAS. D P 2 L v UNIVERSIDAD TECNOLOGICA NACIONAL Facultad Regional Rosario Departamento de Ingeniería Química FENÓMENOS DE TRANSPORTE TRABAJO PRACTICO: FLUJO DE FLUIDOS. FACTORES DE FRICCIÓN EN TUBERÍAS OBJETIVO: Determinar

Más detalles

TEMA 2. MAGNITUDES FÍSICAS. DEFINICIÓN Y PROPIEDADES DE LOS FLUIDOS

TEMA 2. MAGNITUDES FÍSICAS. DEFINICIÓN Y PROPIEDADES DE LOS FLUIDOS Ingeniería Fluidomecánica TEMA 2. MAGNITUDES FÍSICAS. DEFINICIÓN Y PROPIEDADES DE LOS FLUIDOS 2.1. Magnitudes físicas en Fluidomecánica. Sistema Internacional BLOQUE TEMÁTICO 1 FUNDAMENTOS DE MECÁNICA

Más detalles

CAPÍTULO 4: ENSAYOS DE VALIDACIÓN MECÁNICA (CAE)

CAPÍTULO 4: ENSAYOS DE VALIDACIÓN MECÁNICA (CAE) CAPÍTULO 4: ENSAYOS DE VALIDACIÓN MECÁNICA (CAE) Diseño, validación y fabricación de un aro protector para envases metálicos mediante el empleo de las tecnologías CAD/CAM/CAE y Rapid Prototyping. 4.1.

Más detalles

EXAMEN FÍSICA PAEG UCLM. SEPTIEMBRE 2013. SOLUCIONARIO OPCIÓN A. PROBLEMA 1

EXAMEN FÍSICA PAEG UCLM. SEPTIEMBRE 2013. SOLUCIONARIO OPCIÓN A. PROBLEMA 1 OPCIÓN A. PROBLEMA 1 Una partícula de masa 10-2 kg vibra con movimiento armónico simple de periodo π s a lo largo de un segmento de 20 cm de longitud. Determinar: a) Su velocidad y su aceleración cuando

Más detalles

Guía de Repaso 12: Diferencia de potencial eléctrico. Tensión o voltaje

Guía de Repaso 12: Diferencia de potencial eléctrico. Tensión o voltaje Guía de Repaso 12: Diferencia de potencial eléctrico. Tensión o voltaje 1- Recordando los comentarios relacionados con la Figura 20-2 (pág. 874) que hicimos en esta sección, diga que significa expresar

Más detalles

El objetivo de un sistema de abastecimiento es proporcionar un sistema eficiente, considerando cantidad, calidad y continuidad.

El objetivo de un sistema de abastecimiento es proporcionar un sistema eficiente, considerando cantidad, calidad y continuidad. 1. NORMATIVIDAD PARA EL SISTEMA ABASTECIMIENTO DE AGUA POTABLE El presente capítulo pretende exponer en forma clara y sencilla los lineamientos para elaborar los proyectos hidráulicos de los sistemas de

Más detalles

OTRAS APLICACIONES CON FIBRAS ÓPTICAS

OTRAS APLICACIONES CON FIBRAS ÓPTICAS APLICACIONES El campo de aplicación de las fibras ópticas es muy amplio y aumenta día a día. Algunas de las aplicaciones más importantes son: - Telecomunicaciones: En este apartado cabe incluir la red

Más detalles

Intercambiador de calor de tubos Instrucciones de Instalación y Mantenimiento

Intercambiador de calor de tubos Instrucciones de Instalación y Mantenimiento 3.628.5275.900 Edición 1-99 Intercambiador de calor de tubos Instrucciones de Instalación y Mantenimiento 1. Instalación, Operación y Mantenimiento 2. Requisitos para el funcionamiento 3. Instalación 4.

Más detalles

Hidráulica Teórica Guía Nº1

Hidráulica Teórica Guía Nº1 Hidráulica Teórica Guía Nº1 PARTE I: CONCEPTOS 1.- Responda las siguientes preguntas: a) Derive la expresión de la corrección de caudal Q aplicable en el método de Cross para una malla que contiene una

Más detalles

Caída de Presión en Tubos de Diferente Diámetro

Caída de Presión en Tubos de Diferente Diámetro Caída de Presión en Tubos de Diferente Diámetro Laboratorio de Operaciones Unitarias Equipo 4 Primavera 2008 México D.F., 12 de marzo de 2008 Alumnos: Arlette Mayela Canut Noval arlettecanut@hotmail.com

Más detalles

Manual Técnico de Instalación, Operación y Mantenimiento. Lavador de Aire

Manual Técnico de Instalación, Operación y Mantenimiento. Lavador de Aire Manual Técnico de Instalación, Operación y Mantenimiento Lavador de Aire ISO 9001:2000 VENTEC AMBIENTAL EQUIPAMENTOS E INSTALAÇÕES LTDA Rua Cinco, nº 550 - Distrito Industrial Nova Era - Indaiatuba - São

Más detalles

4.11. Operación y mantenimiento de la red de alcantarillado. 4.11.1. Maniobras de operación

4.11. Operación y mantenimiento de la red de alcantarillado. 4.11.1. Maniobras de operación 1 4.11. Operación y mantenimiento de la red de alcantarillado 4.11.1. Maniobras de operación a) Todo sistema de alcantarillado para que opere de manera eficiente debe contar con una política de operación,

Más detalles

VI CO CURSO ACIO AL DE TALE TOS E FISICA 2010 1 de 10

VI CO CURSO ACIO AL DE TALE TOS E FISICA 2010 1 de 10 VI CO CURSO ACIO AL DE TALE TOS E FISICA 2010 1 de 10 Instrucciones: Al final de este examen se encuentra la hoja de respuestas que deberá contestar. o ponga su nombre en ninguna de las hojas, escriba

Más detalles

CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN ANEXO VII (continuación) CONTENIDOS DE LA PARTE ESPECÍFICA DE LA PRUEBA DE ACCESO A CICLOS FORMATIVOS DE GRADO SUPERIOR PARTE ESPECÍFICA OPCIÓN B EJERCICIO DE TECNOLOGÍA INDUSTRIAL 1. RECURSOS ENERGÉTICOS.

Más detalles

JUAN ZITNIK Manual de vuelo del PIPER PA-11 Aerodinámica AERODINAMICA

JUAN ZITNIK Manual de vuelo del PIPER PA-11 Aerodinámica AERODINAMICA Definición AERODINAMICA Es la rama de la mecánica de fluidos que se ocupa del movimiento del aire y otros fluidos gaseosos, y de las fuerzas que actúan sobre los cuerpos que se mueven en dichos fluidos.

Más detalles

GUÍA PARA EL DISEÑO DE REDES DE DISTRIBUCIÓN EN SISTEMAS RURALES DE ABASTECIMIENTO DE AGUA

GUÍA PARA EL DISEÑO DE REDES DE DISTRIBUCIÓN EN SISTEMAS RURALES DE ABASTECIMIENTO DE AGUA GUÍA PARA EL DISEÑO DE REDES DE DISTRIBUCIÓN EN SISTEMAS RURALES DE ABASTECIMIENTO DE AGUA Lima, 2005 Tabla de contenido Página 1. Objetivo... 3 2. Definiciones... 3 3. Alcances... 4 4. Diseño... 4 4.1.

Más detalles

Laboratorio orio de Operaciones Unitarias I

Laboratorio orio de Operaciones Unitarias I Laboratorio orio de Operaciones Unitarias I 1 República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior Instituto Universitario de Tecnología Alonso Gamero Laboratorio

Más detalles

MÉTODO PARA DETECTAR FUGAS MAYORES EN UNA RED DE AGUA POTABLE

MÉTODO PARA DETECTAR FUGAS MAYORES EN UNA RED DE AGUA POTABLE MÉTODO PARA DETECTAR FUGAS MAYORES EN UNA RED DE AGUA POTABLE osé L. Sáncez Bribiesca y Óscar A. Fuentes Maníes Investigadores del Instituto de Ingeniería, Universidad Nacional Autónoma de México RESUMEN:

Más detalles

6. Determinación de la sección de los conductores. Consejos para un Cableado Seguro Propiedad de Prysmian, Inc.

6. Determinación de la sección de los conductores. Consejos para un Cableado Seguro Propiedad de Prysmian, Inc. 6. Determinación de la sección de los conductores Características Funcionales de los Cables Las líneas o cables deben ser capaces de transportar la corriente normal de funcionamiento, y la que se presenta

Más detalles

Guía de Materia Características del sonido y fenómenos ondulatorios aplicados al sonido

Guía de Materia Características del sonido y fenómenos ondulatorios aplicados al sonido REFLEXIÓN Y REFRACCIÓN DEL SONIDO Imagen 1:Muestra lo que sucede con la energía cuando una onda incide sobre una superficie. Se comprueba que las ondas sonoras se reflejan en el mismo ángulo con el que

Más detalles

Carrera : Ingeniería Mecánica SATCA 1 2-3-5

Carrera : Ingeniería Mecánica SATCA 1 2-3-5 1.- DATOS DE LA ASIGNATURA Nombre de la asignatura : Sistemas e Instalaciones Hidráulicas Carrera : Ingeniería Mecánica Clave de la asignatura : MED-1029 SATCA 1 2-3-5 2.- PRESENTACIÓN Caracterización

Más detalles

Distribución del agua

Distribución del agua C Distribución del agua 69 Apéndice C Distribución del agua A la hora de pensar la distribución es importante tener en cuenta distintos factores tal y como se explica en el libro El agua en nuestras comunidades

Más detalles

Sección 6: MEDICION DE CAUDALES Y PRESIONES

Sección 6: MEDICION DE CAUDALES Y PRESIONES Sección 6: MEDICION DE CAUDALES Y PRESIONES INTRODUCCIÓN Para conocer el funcionamiento de la red si es correcta o no, determinar la sobrecarga en determinadas arterias en oras punta, las presiones de

Más detalles

Calibración del termómetro

Calibración del termómetro Calibración del termómetro RESUMEN En esta práctica construimos un instrumento el cual fuera capaz de relacionar la temperatura con la distancia, es decir, diseñamos un termómetro de alcohol, agua y gas

Más detalles

PATOLOGÍA EN INSTALACIONES DE FONTANERÍA

PATOLOGÍA EN INSTALACIONES DE FONTANERÍA PATOLOGÍA EN INSTALACIONES DE FONTANERÍA Erosión de las tuberías debido a la corriente líquida Estas erosiones son debidas a los arrastres de material por las altas velocidades y turbulencias del líquido

Más detalles

Unidad de carga Laddomat 21-60

Unidad de carga Laddomat 21-60 Unidad de carga Laddomat 21-60 Instrucciones de uso e instalación ATENCIÓN! Los diagramas de este folleto solo describen los principios de conexión. Cada instalación debe ser dimensionada y realizada de

Más detalles

CÓMO DETECTAR UNA FUGA DE AGUA

CÓMO DETECTAR UNA FUGA DE AGUA CÓMO DETECTAR UNA FUGA DE AGUA Tipos de sonidos originados por una fuga Comúnmente se han identificado tres tipos de sonidos producidos por fugas de agua en tuberías que se encuentran bajo tierra. 1. Resonancia

Más detalles

Fundamentos de Materiales - Prácticas de Laboratorio Práctica 9. Práctica 9 DETERMINACIÓN DEL ÍNDICE DE REFRACCIÓN DE MATERIALES TRANSPARENTES

Fundamentos de Materiales - Prácticas de Laboratorio Práctica 9. Práctica 9 DETERMINACIÓN DEL ÍNDICE DE REFRACCIÓN DE MATERIALES TRANSPARENTES Práctica 9 DETERMINACIÓN DEL ÍNDICE DE REFRACCIÓN DE MATERIALES TRANSPARENTES 1. Objetivos docentes Familiarizarse con las propiedades ópticas de refracción y reflexión de materiales transparentes. 2.

Más detalles

MSFC203_INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN Y VENTILACIÓN

MSFC203_INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN Y VENTILACIÓN MSFC203_INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN Y VENTILACIÓN ÍNDICE Parámetros fundamentales y operaciones básicas en aire acondicionado Condiciones de bienestar o confort Cálculo de la carga térmica de refrigeración

Más detalles

Tema 6. ELASTICIDAD.

Tema 6. ELASTICIDAD. Tema 6. LASTICIDAD. 6. Introducción. 6.2 sfuero normal. 6.3 Deformación unitaria longitudinal. 6.4 Le de Hooke. 6.5 Deformación por tracción o compresión. Módulo de Young. 6.6 Coeficiente de Poisson. 6.7

Más detalles

PROGRAMA DE ESTUDIO. Básico ( ) Profesional ( X ) Especializado ( ) Horas de. Práctica ( )

PROGRAMA DE ESTUDIO. Básico ( ) Profesional ( X ) Especializado ( ) Horas de. Práctica ( ) Nombre de la asignatura: MECÁNICA DE FLUIDOS Clave: IME07 Fecha de elaboración: Marzo 2015 Horas Semestre Horas semana Horas de Teoría PROGRAMA DE ESTUDIO Ciclo Formativo: Básico ( ) Profesional ( X )

Más detalles

Dinamica de Fluidos: Principio de Bernoulli. Aplicaciones

Dinamica de Fluidos: Principio de Bernoulli. Aplicaciones Dinamica de Fluidos: Principio de Bernoulli. Aplicaciones Cuando un fluido está en movimiento, el flujo se puede clasificar en dos tipos: a) Flujo estacionario o laminar si cada partícula de fluido sigue

Más detalles

El colector solar de placa plana (C.P.P)

El colector solar de placa plana (C.P.P) Aplicaciones del Cobre / Energía Solar El colector solar de placa plana (C.P.P) El colector de placa plana se suele integrar en los llamados sistemas de energía solar de baja temperatura, los cuales se

Más detalles

CAPÍTULO 2 SISTEMA ELECTROACÚSTICO 2.1 ANTECEDENTES. Como hemos mencionado anteriormente, la finalidad de este trabajo no es que los

CAPÍTULO 2 SISTEMA ELECTROACÚSTICO 2.1 ANTECEDENTES. Como hemos mencionado anteriormente, la finalidad de este trabajo no es que los CAPÍTULO 2 SISTEMA ELECTROACÚSTICO 2.1 ANTECEDENTES Como hemos mencionado anteriormente, la finalidad de este trabajo no es que los hipoacúsicos escuchen perfectamente, sino que todos los afectados por

Más detalles

DEFINICIONES DE ACUÍFEROS Y PROPIEDADES HIDROGEOLÓGICAS

DEFINICIONES DE ACUÍFEROS Y PROPIEDADES HIDROGEOLÓGICAS Curso de Geología ITESM, 2011. Dora C. Carreon Freyre Tema 5 Nociones de Hidrogeologia DEFINICIONES DE ACUÍFEROS Y PROPIEDADES HIDROGEOLÓGICAS Basado en el Curso de Hidrogeología de C. Espinoza de la Universidad

Más detalles

DURABILIDAD DE LAS ESTRUCTURAS: CORROSIÓN INDUCIDA POR EL IÓN CLORURO

DURABILIDAD DE LAS ESTRUCTURAS: CORROSIÓN INDUCIDA POR EL IÓN CLORURO DURABILIDAD DE LAS ESTRUCTURAS: CORROSIÓN INDUCIDA POR EL IÓN CLORURO Revista Cemento Año 6, Nº 27 La agresión que representa el ión cloruro (Cl ~ ) para el acero no es novedad, puesto que se conocen los

Más detalles

Calentadores y Sistemas de Fluido Térmico.

Calentadores y Sistemas de Fluido Térmico. Calentadores y Sistemas de Fluido Térmico. El objetivo del presente artículo es entregar información técnica para diseñar, especificar y operar sistemas de fluido térmico. Introducción Agua y vapor son

Más detalles

I. GENERALIDADES. Ec.N 1 4. donde: A = Área de la sección de la tubería (m 2 ) p = 3.14159 D = Diámetro interno (m)

I. GENERALIDADES. Ec.N 1 4. donde: A = Área de la sección de la tubería (m 2 ) p = 3.14159 D = Diámetro interno (m) HIRÁULICA E TUBERIAS I. GENERALIAES Las tuberías pueden estar construidas por varios materiales. Poseen un diámetro que es aquel que define una sección o área para que circule el agua. Según sea el diámetro,

Más detalles

1.1 Probetas de sección cuadrada

1.1 Probetas de sección cuadrada ANEXOS En este apartado se muestran todas las gráficas de todos los ensayos realizados en cada uno de los planos. 1.1 Probetas de sección cuadrada Con este tipo de ensayos se pretende estudiar si los resultados

Más detalles

RESISTENCIA A LA FLEXIÓN DEL CONCRETO MÉTODO DE LA VIGA SIMPLE CARGADA EN LOS TERCIOS DE LA LUZ I.N.V. E 414 07

RESISTENCIA A LA FLEXIÓN DEL CONCRETO MÉTODO DE LA VIGA SIMPLE CARGADA EN LOS TERCIOS DE LA LUZ I.N.V. E 414 07 RESISTENCIA A LA FLEXIÓN DEL CONCRETO MÉTODO DE LA VIGA SIMPLE CARGADA EN LOS TERCIOS DE LA LUZ I.N.V. E 414 07 1. OBJETO 1.1 Esta norma tiene por objeto establecer el procedimiento que se debe seguir

Más detalles

Contracción por secado del concreto

Contracción por secado del concreto el concreto en la obra problemas, causas y soluciones editado por el instituto mexicano del cemento y del concreto Agosto 2006 Contracción por secado del concreto 7 Ilustraciones: Felipe Hernández s e

Más detalles

INSTRUMENTOS MECÁNICOS Características y funcionamiento

INSTRUMENTOS MECÁNICOS Características y funcionamiento INSTRUMENTOS MECÁNICOS Características y funcionamiento Estos indicadores basan su funcionamiento en la conversión directa, por medios mecánicos, de un determinado efecto físico, en un movimiento que servirá

Más detalles

INTRODUCCION AL MANEJO DE FLUIDOS

INTRODUCCION AL MANEJO DE FLUIDOS INTRODUCCION AL MANEJO DE FLUIDOS Como podemos insertar a los fluidos como parte de los materiales en general para estudiar el manejo de los mismos? Entendiendo por material a todo aquello formado por

Más detalles

TRABAJO Y ENERGIA MECANICA

TRABAJO Y ENERGIA MECANICA TRABAJO Y ENERGIA MECANICA 1. Si una persona saca de un pozo una cubeta de 20 [kg] y realiza 6.000 [J] de trabajo, cuál es la profundidad del pozo? (30,6 [m]) 2. Una gota de lluvia (3,35x10-5 [kg] apx.)

Más detalles

POLIETILENO DE ALTA Y BAJA DENSIDAD

POLIETILENO DE ALTA Y BAJA DENSIDAD Universidad de Chile Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas Departamento de Ingeniería Química y Biotecnología IQ5432- Tecnología de Materiales Plásticos POLIETILENO DE ALTA Y BAJA DENSIDAD SOY PAZ

Más detalles

Laboratorio de Mecánica de Fluidos. Práctica de Laboratorio 2 FLUJO DE AIRE A TRAVÉS DE TUBERÍAS Y TOBERAS

Laboratorio de Mecánica de Fluidos. Práctica de Laboratorio 2 FLUJO DE AIRE A TRAVÉS DE TUBERÍAS Y TOBERAS Universidad de Navarra Escuela Superior de Ingenieros Nafarroako Unibertsitatea Ingeniarien Goi Mailako Eskola Laboratorio de Mecánica de Fluidos Práctica de Laboratorio FLUJO DE AIRE A TRAVÉS DE TUBERÍAS

Más detalles

PRUEBA ACCESO A CICLOS FORMATIVOS DE GRADO SUPERIOR OPCIÓN B y C, FÍSICA

PRUEBA ACCESO A CICLOS FORMATIVOS DE GRADO SUPERIOR OPCIÓN B y C, FÍSICA PRUEBA ACCESO A CICLOS FORMATIVOS DE GRADO SUPERIOR OPCIÓN B y C, FÍSICA DATOS DEL ASPIRANTE Apellidos: CALIFICACIÓN PRUEBA Nombre: D.N.I. o Pasaporte: Fecha de nacimiento: / / Instrucciones: Lee atentamente

Más detalles

NOM-022-STPS-1999, ELECTRICIDAD ESTÁTICA EN LOS CENTROS DE TRABAJO - CONDICIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE. Introducción

NOM-022-STPS-1999, ELECTRICIDAD ESTÁTICA EN LOS CENTROS DE TRABAJO - CONDICIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE. Introducción NOM-022-STPS-1999, ELECTRICIDAD ESTÁTICA EN LOS CENTROS DE TRABAJO - CONDICIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE La seguridad en el trabajo implica sumar esfuerzos entre todos los miembros de una organización.

Más detalles

Laboratorio de Neumática y Oleohidráulica

Laboratorio de Neumática y Oleohidráulica PRACTICA 3: CÁLCULOS EN INSTALACIONES NEUMÁTICAS Se pretende dimensionar una instalación de aire comprimido para abastecer un taller mecánico con las siguientes máquinas: Una máquina de electroerosión

Más detalles

Envasado gravimétrico de alta precisión y velocidad para líquidos y gases mediante sistemas de medición basados en el efecto de Coriolis

Envasado gravimétrico de alta precisión y velocidad para líquidos y gases mediante sistemas de medición basados en el efecto de Coriolis Envasado gravimétrico de alta precisión y velocidad para líquidos y gases mediante sistemas de medición basados en el efecto de Coriolis La medición directa del caudal másico permite la determinación exacta

Más detalles

PROBLEMAS DE FLUIDOS. CURSO 2012-2013

PROBLEMAS DE FLUIDOS. CURSO 2012-2013 PROBEMAS DE FUIDOS. CURSO 0-03 PROBEMA. Principio de Arquímedes. Un bloque metálico de densidad relativa 7.86 se cuelga de un dinamómetro y se mide su peso. Después se introduce en un recipiente lleno

Más detalles

Composición Física y Fabricación de Dispositivos Fotovoltaicos

Composición Física y Fabricación de Dispositivos Fotovoltaicos Composición Física y Fabricación de Dispositivos Fotovoltaicos 1.1 Efecto fotovoltaico Los módulos están compuestos de celdas solares de silicio (o fotovoltaicas). Estas son semiconductoras eléctricas

Más detalles

Figura 1: Corte de una válvula de control con sus partes

Figura 1: Corte de una válvula de control con sus partes Elementos finales de control Los elementos finales de control son los dispositivos encargados de transformar una señal de control en un flujo de masa o energía (variable manipulada). Es esta variable manipulada

Más detalles
SitemapLone Star (2010) | Tutorials, Fach/Sach LehrBücher | Tumbbad 2018 Hindi 1080p WEB-DL x264 1-5GB MP4 Torrent Download